Para Que Sirven Las Amígdalas?

Para que sirven las amigdalas? 1

Las amígdalas, también conocidas como tonsilas, son dos acumulaciones de tejido linfoide ubicadas en la parte posterior de la garganta, a ambos lados de la faringe. Estos tejidos, junto a las adenoides, son parte del sistema linfático, encargado de eliminar las infecciones y de mantener equilibrado los fluidos corporales. Las adenoides y las amígdalas son las encargadas de atrapar los gérmenes que entran por la boca y la nariz.

Este par de tejidos, también forman parte del anillo de Waldeyer que está constituido por la amígdala palatina, la amígdala faríngea y la amígdala lingual.​

Características de las amígdalas

Las tonsilas o amígdala palatina, suele ser de mayor tamaño durante la infancia pero comienza a disminuir su tamaño cuando la persona cumple 10 años, formando parte de un proceso conocido como involución fisiológica.

Estando ubicada a ambos lados de la orofaringe, en el lugar conocido como celda amigdalina, sus límites son los siguientes:

– Pilar anterior del músculo palatogloso.
– Pilar posterior del músculo palatofaríngeo.
– Lateralmente por el músculo constrictor superior de la faringe.

Funciones de las amígdalas

Este par de tejidos linfoides o amígdalas,  principalmente se encargan de atrapar virus, bacterias y cualquier otro tipo de sustancia u organismo, antes de entrar al sistema respiratorio o al resto de nuestro cuerpo. Por esto, también son consideradas parte importante del sistema inmune.

Entre sus tres principales funciones, tenemos:

 

  • Función inmunitaria: defienden nuestro organismo de bacterias, gérmenes y antígenos que hayan entrado en nuestro organismo, permitiendo que creemos anticuerpos, brindando inmunidad local.
  • Producción de anticuerpos: producen anticuerpos que ayudan a neutralizar los virus y gérmenes que entran a nuestro organismo a través de la boca y la nariz.
  • Procesan el tejido linfático: trabajando en conjunto con otros tejidos linfáticos, las amígdalas son capaces de procesar el líquido linfático, el cual se distribuye en los tejidos del sistema linfático, transportando las células inmunes desde y hacia los ganglios linfáticos, y desempeñando un importante papel en la filtración y destrucción de gérmenes.

Para que sirven las amigdalas? 2

 

¿Cuándo operar las amígdalas?

A pesar de su importante función como protectoras, las amígdalas pueden requerir de operación cuando existen infecciones recurrentes en el paciente o existe un caso de apnea obstructiva del sueño. Esta enfermedad es conocida como amigdalitis, de las más comunes durante la infancia.

Sin embargo, la operación era muy frecuente entre los niños, y al menor indicio de inflamación, se optaba por la operación. Posteriormente, luego de algunas investigaciones médicas, muchos especialistas recomendaron evitar la intervención quirúrgica para preservar el desarrollo del sistema inmunológico y de anticuerpos en los niños.

En la actualidad, la operación de las amígdalas en niños solo se lleva a cabo en casos muy específicos, por ejemplo, cuando se presentan problemas respiratorios o auditivos que puedan desencadenar algunas secuelas en el paciente.

¿Qué es la amigdalitis?

La infección de las amígdalas, conocida como amigdalitis, hace que los tejidos se hinchen, causando malestar y dolor. Una vez que se presenta esta infección, es muy probable que suceda de nuevo. Esta enfermedad puede ser o no contagiosa, todo va a depender de sus causas. Si es viral, normalmente es contagiosa.

Los síntomas recurrentes de la amigdalitis son:

  1. Amígdalas más rojas de lo normal
  2. Capa blanca o amarilla en las amígdalas
  3. Cambio de la voz por la hinchazón
  4. Dolor de garganta
  5. Deglución incómoda o dolorosa
  6. Nudos linfáticos hinchados en el cuello
  7. Fiebre
  8. Mal aliento

Afecciones más comunes de las amígdalas

Los tipos de infección de las amígdalas pueden dividirse en varios tipos:

Amigdalitis aguda: es una infección de las amígdalas causadas por uno de varios tipos posibles de bacterias o virus. Se caracteriza por cualquiera de la presentación súbita o gradual de un dolor de garganta que suele estar asociado con la fiebre.

Amigdalitis crónica: es una infección persistente de las amígdalas que si se presenta en varias ocasiones, puede causar la formación de pequeñas bolsas que albergan bacterias.

Absceso periamigdalino: es pus detrás de las amígdalas que empuja una de las amígdalas hacia la úvula.

Amígdalas hipertróficas: es un término médico para un agrandamiento anormal del tejido de las amígdalas.

También te puede interesar leer para qué sirve el tálamo, para qué sirve el plasma y para qué sirven las plaquetas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!