Para Que Sirven los Antihistamínicos?

Todas las personas deberían saber que las alergias son producidas como una respuesta inmunológica. En otras palabras, reacciones del organismo a sustancias (alérgenos).

En algún paciente que presente alergia, su respuesta inmunológica es hipersensible. Entonces, si dicho sistema inmunológico reconoce a un alérgeno, se produce una respuesta.

Dicha respuesta ocasiona una liberación de químicos, como la histamina. Es por esta razón, que se producen las alergias.

Los antihistamínicos son medicamentos, los cuales se utilizan para tratar los síntomas de las alergias, gracias a que bloquea el efecto de la histamina.

Cabe destacar que, uno de los medicamentos que más se recetan para las personas alérgicas, son los antihistamínicos. Dichos antihistamínicos se pueden encontrar en forma de:

  • Pastillas.
  • Tabletas masticables.
  • Líquidos.

¿Para que síntomas se debe tomar los antihistamínicos?

Los antihistamínicos son un grupo de principios activos, cuyo propósito en común, es tratar los siguientes síntomas de alergias:

  • Hinchazón de las vías nasales.
  • Picazón y secreción de los ojos.
  • La urticaria y otros tipos de erupciones cutáneas.
  • Congestión nasal.
  • La secreción nasal.
  • Los estornudos o la picazón.

Cabe destacar que, estos tratamientos son eficaces y ayudan a quitar los síntomas mencionados.

Bajo que razones se deben tomar los antihistamínicos

Existen varias razones por las cuales se pueden tomar los antihistamínicos, siempre es recomendable, con indicaciones de un médico.

Las razones más comunes, por la que las personas consumen este medicamento podrían ser:

  • Se puede tomar, antes de exponerse a los factores que generen los síntomas de alergia.
  • Además, puede ser recetados para tomarlos todos los días. De esta forma se ayuda a mantener los síntomas diarios controlados.
  • También se pueden tomar por el simple hecho de contraer síntomas de alergia.

¿Cuantas clases de antihistamínicos existen y sus usos?

Los antihistamínicos suelen ser clasificados en seis grupos químicos, pero del punto de vista clínico, se clasifican como antihistamínicos clásicos o de primera generación.

Los antihistamínicos de primera generación, son fármacos que penetran bien en el sistema nervioso central y son poco selectivos en sus acciones. Esto conlleva a efectos secundarios, como la sedación, el aumento del apetito, efectos anticolinérgicos y somnolencia.

También se encuentran los antihistamínicos de segunda generación, conocidos con el nombre de “no sedantes”.

Los antihistamínicos de la segunda generación, actúan más selectivamente en los receptores H1. Es decir, que actúa de forma más precisa con la histamina y no afectan tanto al sistema nervioso central.

Estos son considerados los más seguros desde el punto de vista, escolar y laboral. Ya que dichas actividades necesitan un estado de salud óptimo.

En conclusión, todos los antihistamínicos actúan uniéndose a los receptores H1 de la histamina, estabilizando su forma inactiva durante horas. Con esto se logra que la histamina no llegue a producir efectos de alto nivel, como por ejemplo, el alcance a la piel (picor, ronchas, entre otros).

Las dos generaciones realizan un efecto en común. Sin embargo, tienen una importante diferencia entre ellos, es en cuanto a sus efectos colaterales por su consumo.

Ya que está claro que los antihistamínicos de primera generación, se utilizan para tratar síntomas de alergias más graves.

El consumo de antihistamínicas en el periodo de embarazo y lactancia

En cuanto al consumo en periodo de embarazo, existe una preocupación importante para los clínicos. Se basa en que, no se conocen los riesgos que conlleva el consumo de antihistamínicas. Esto es debido a la falta de datos existentes actualmente.

Debido a que no se conoce, en que puede afectar al feto en su desarrollo. No es recomendable la ingesta de los antihistamínicos en este periodo. Al igual que en la lactancia, lo ideal es acudir a un centro médico, para recibir indicaciones de un especialista en este caso.

También te puede interesar Para Que Sirve el Metotrexato, Para Que Sirve la Efedrina y Para Que Sirve el Sukrol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!