Para Que Sirve un Supositorio?

Un supositorio es una de las presentaciones de los medicamentos. De la misma forma que los comprimidos son administrados mediante la vía oral. Los supositorios se administran vía rectal. Su presentación es en forma de bala, de esta manera facilitando su método de entrada. En los últimos años este método ha presentado grandes descensos, no obstante, sigue siendo utilizado hoy en día en varios casos.

Estos supositorios presenta la particularidad de ser el método más directo para tratar enfermedades de estreñimiento o de hemorroides. Además es un método efectivo cuando la persona no puede ingerir algún medicamento mediante vía oral. Las causas de no poder ingerirlos pueden variar partiendo desde vómitos hasta no presentar colaboración.

Un supositorio esta hecho generalmente mediante un recubrimiento de aceite vegetal el cual se funde al entrar en contacto con el calor de la piel, dejando que el medicamento se extienda en la capa interna del intestino grueso, de esta manera siendo absorbido y trasladado al torrente sanguíneo.

Función y uso de un supositorio

Un supositorio tiene como su principal función la introducción al organismo de un medicamento mediante la vía rectal. Esto mediante su composición facilita que el medicamento llegue al torrente sanguíneo.

Una de las desventajas presente en los supositorios es la poca precisión de cantidad de medicamento que llega al torrente sanguíneo y posteriormente hace efecto. En otras palabras, nunca se sabe que cantidad exacta de medicamento llegara. Esta es la principal razón por la cual se dejaron de fabricar antibióticos en presentaciones de supositorios.

El uso de un supositorio es sumamente sencillo, no obstante, según diversos profesionales en la materia de salud, puede variar el sentido con el cual introducirlo. Siendo el más común insertarlo primeramente con la punta. Sin embargo, existen otros profesionales quienes aseguran que la mejor forma de insertar un supositorio es mediante la parte recta, de esta manera al comprimirse el intestino grueso no permitir la salida del mismo.

La forma de usar un supositorio varía dependiendo si es a un tercero o es directamente a la misma persona. En el caso de que una persona se lo auto-inserte, el procedimiento es el siguiente:

  • Lo primero de debe hacer es dirigirse al cuarto de baño, de ser necesario hacer sus necesidades. Posteriormente lavarse bien las manos.
  • Ubicar el supositorio y quitar el envoltorio que lo recubre.
  • La persona de debe colocar en cuclillas con una pierna extendida y la otra flexionada.
  • Empujar firme y lentamente el supositorio por el recto hasta que se asegure que no salga el mismo.
  • Luego de esto se debe cerrar las piernas y sentarse o acostarse durante unos minutos.
  • Lavarse bien las manos y evitar ir al cuarto de baño en un tiempo considerable. Esto para que el supositorio se disuelva.

En caso de ser a un tercero solo se debe someter a la persona e insertar el supositorio. Con anterior y posterior lavado de manos.

Precauciones de los supositorios

Los supositorios son de uso personal, por ende, no se debe dar este medicamento a un tercero. Se debe almacenar en un lugar fresco fuera de refrigerador, igualmente no puede ser un lugar muy cálido ya que se pueden disolver. Se debe mantener en lugares seguros fuera del alcance de los niños. Seguir las instrucciones impresas. Nunca usar si ya caduco el medicamento.

También te puede interesar Para Que Sirve el Acetaminofen, Para Que Sirve Liv 52 y Para Que Sirve el Cefadroxilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!