Para Que Sirve El Levofloxacino?

Para Que Sirve El Levofloxacino

El Levofloxacino medicamento de tipo antibiótico, el cual pertenece a la clase de fluoroquinolonas. Este medicamento, cumple su función al eliminar las bacterias que generan infecciones.

El Levofloxacino esta prescrito para una gran cantidad de infecciones. No obstante, es recomendable consultar con un médico, antes de realizar una toma del mismo. Algunas de las infecciones para las cuales es usado el Levofloxacino son:

  • En caso de sufrir infecciones urinarias agudas.
  • Pielonefritis.
  • Prostatitis bacteriana crónica.
  • Cistitis no complicada y ántrax por inhalación.
  • Casos de sinusitis bacteriana aguda.
  • Exacerbación aguda de bronquitis crónica.
  • Neumonía adquirida en comunidad.
  • Infección grave en la piel y tejido blanco.

Sin embargo, este medicamento es recetado sólo si los antibacterianos recomendados para estos cuadros no son eficientes en el paciente. En otras palabras, el Levofloxacino se puede considerar como, la última opción a tomar en caso de dichos cuadros.

Indicaciones del Levofloxacino

El Levofloxacino es un medicamento que posee dos presentaciones; en tabletas y solución de vía intravenosa. Generalmente se comienza con el consumo del Levofloxacino en tabletas.

Posteriormente si el paciente posee buena reacción a dicho medicamento, se puede culminar la administración mediante vía intravenosa.

Cabe destacar que, la vía intravenosa se aplica únicamente si el paciente ha reaccionado bien ante el Levofloxacino. De lo contrario, no se aplicara la solución en dicho paciente.

Otro punto importante es que, este medicamento se debe usar solo en caso de que los demás antibacterianos no fueran eficaces. Tal vez te interese saber para que sirve la penicilina.

Posología del Levofloxacino

Las indicaciones y usos del Levofloxacino, varían dependiendo a la condición que presente el paciente. Algunos de los casos que se podrían presentar son:

Si el caso es de sinusitis bacteriana aguda, la indicación adecuada es de 500 mg una vez al día y por vía oral. Esto durante 10 o 14 días. En caso de exacerbación aguda de bronquitis crónica, la recomendación es de 500 mg una vez al día, por vía oral, entre siete y diez días.

Un cuadro de neumonía adquirida en comunidad, es tratada con 500 mg una o dos veces al día, por vía oral o perfusión intravenosa lenta, durante una o dos semanas.

La pielonefritis se trata con 500 mg al día por vía oral o perfusión intravenosa lenta, durante 7 a diez días.

En el caso de sufrir infección urinaria no complicada, también llamada cistitis, se trata con 250 mg al día, de forma oral durante tres días. Sin embargo, si la infección urinaria que se presenta es complicada El tratamiento es de 500 mg diarios por vía oral o perfusión intravenosa lenta, durante una o dos semanas.

Si el cuadro es de prostariris bacteriana, se debe indicar 500 mg una vez al día, durante 28 días mediante vía oral o perfusión intravenosa lenta.

Las infecciones complicadas de la piel y los tejidos blandos, se combaten con 500 mg diarios por vía oral. O en otro caso 500 mg cada 12 horas orales o por perfusión intravenosa lenta, durante una o dos semanas.

Si el paciente presenta ántrax por inhalación, lo más prudente es indicarle 500 mg por día, vía oral o por perfusión intravenosa lenta, durante 8 semanas de tratamiento.

Para tratar al paciente mediante la perfusión, se debe asegurar de que sea lenta, que corra 250 mg cada 30 minutos.

Contraindicaciones del Levofloxacino

Antes de comenzar a consumir el Levofloxacino, es necesario verificar que no se posea hipersensibilidad al mismo. Además, no se debe ser alérgico a ninguno de los componentes del Levofloxacino u otras quinolonas.

No puede ser consumido por personas con episodios de epilepsia. Tampoco por quienes posean antecedentes de trastornos del tendón relacionado con fluoroquinolonas.

El Levofloxacino es un componente desarrollado para el uso de adultos, por lo que está contraindicado para niños y adolescentes en desarrollo. Además, es contraproducente el uso en embarazadas y mujeres en período de lactancia.

Levofloxacino

Advertencias y precauciones a tener en cuenta con el Levofloxacino

Se debe tener en cuenta que si el paciente cuenta con resistencia a meticilina, seguramente la tendrá al Levofloxacino. En caso de contar con una predisposición a las convulsiones, indicar un complemento que logre disminuir las posibilidades.

Si el paciente presenta riesgo de colitis pseudomembranosa, se recomienda suspender el tratamiento de inmediato.

Otra de las posibilidades es en mayores de 60 años se presente tendinitis o rotura de tendones. Sobre todo en aquellos pacientes que ingieren 1000 mg diarios.

El medicamento puede provocar reacciones graves en la piel, hemorragias y aumento de pruebas de coagulación en tratados con antagonistas. En este caso es altamente recomendable, que se realice un control minucioso sobre el paciente. Al igual que en pacientes diabéticos, ya que puede llevar a hiperglicemia o hipoglicemia.

Puede tener reacciones psicóticas en pacientes con antecedentes de este tipo y sobreinfección por microorganismos sensibles. Puede interesarte conocer más sobre para que sirve la nimesulida.

Es necesario controlar la salud ocular durante el tratamiento, al igual que evitar la exposición a los rayos ultravioletas. Pueden presentarse casos de necrosis hepática hasta llegar a insuficiencia hepática fulminante. Es imprescindible controlar que se cumpla el tiempo de perfusión indicado y evitar la caída brusca de la presión sanguínea.

El Levofloxacino durante el embarazo y la lactancia

En la actualidad no se han realizado pruebas en humanos; sin embargo, sí en animales. Éstas, no demostraron la existencia de algún efecto secundario en el feto o el bebé por el uso del medicamento.

Pero aún se cree que no es recomendable utilizarlo en estos períodos. Se considera un medicamento contraindicado por el riesgo de lesión en cartílagos. Siendo que la madre, debe soportar el peso de un niño en desarrollo.

Durante la lactancia también se encuentra contraindicado el uso de Levofloxacino. Ya que la información sobre sus efectos se desconocen. Gracias a esto, se corre el riesgo de que el medicamento se transmita al bebé a través de la leche materna.Puede interesarte saber para que sirve la progesterona.

Según los estudios realizados, no se han detectado efectos del Levofloxacino sobre la fertilidad del paciente. Por lo que no se cree que tenga efectos contraproducentes.

Efectos secundarios del Levofloxacino

El Levofloxacino, puede provocar algunos efectos secundarios en el paciente. Algunos de estos efectos pueden ser:

  • La cefalea.
  • Mareos.
  • Náuseas.
  • Diarrea.
  • Vómitos.
  • La elevación de las enzimas hepáticas.

Además, a quienes se le proporcione el medicamento vía perfusión, puede provocar flebitis en el sitio de empleo.

Levofloxacino a la hora de conducir

No es recomendable, manejar para aquellas personas que se encuentren bajo los efectos de este medicamento. Esto se debe a que, algunas de las reacciones adversas son mareos, vértigo, somnolencia y alteraciones visuales.

De esta manera, se verían afectadas las condiciones de reacción que se necesitan ante el volante y la concentración se perdería fácilmente. Puede que quieras saber para qué sirve el benzonatato.

Levofloxacino con otros medicamentos

Este medicamento, por lo general, es prescrito por un médico. Dicho médico debe poseer conocimientos acerca de, todos los demás medicamentos que este consumiendo la persona.

Dicho esto, se debe tener especial cuidado en interacciones del Levofloxacino con medicamentos que:

  • Reduzcan el umbral convulsivo.
  • Prolonguen el intervalo de QT.

Tampoco se debe mezclar con:

  • Heparina.
  • Bicarbonato sódico.

Se deben tener presentes estas interacciones, ya que, de lo contrario se podrían generar efectos adversos. Los cuales podrían perjudicar al paciente que se encuentre consumiendo el Levofloxacino.

Se debe destacar que, mientras se consuma este medicamento, es necesario que las personas consuman suficiente agua u otros líquidos.

El Levofloxacino

Otros usos implementados al Levofloxacino

Dado que este es un medicamento que funciona para una gran cantidad de tratamientos, es común que posea otros usos. Entre algunos de los usos que se le pueden atribuir al Levofloxacino, se encuentran:

  • Tratar infecciones de las válvulas y los revestimientos del corazón.
  • Algunas enfermedades generadas a través de transmisión sexual.
  • Infección de salmonela o shigella, se caracterizan por episodios de diarrea intensa.
  • Tuberculosis, enfermedad referente al sistema respiratorio.

En otras instancias el Levofloxacino, puede ser usado para tratar la diarrea del viajero en algunos pacientes. No obstante, para tomar el Levofloxacino por esta razón, se debe consultar con un médico.

El Levofloxacino es un medicamento que puede ser recetado para otras enfermedades o tratamientos. Sin embargo, únicamente el medico es el que puede establecer estos diversos usos. Los cuales son únicamente para un paciente, ya que se evalúa su condición en particular.

Es común que durante el periodo de consumo, su médico establezca un régimen de pruebas. Esto se realiza con la función de comprobar los efectos del Levofloxacino en el organismo. A su vez, se comprueba que las dosis no sean mayores a las necesarias y con esto evitar una sobredosis.

Para las personas con condiciones delicadas, como podría ser la diabetes, serán necesarias diversas pruebas y en un intervalo más seguido al común. Su médico puede solicitar diversas pruebas, como la de azúcar en la sangre, para comprobar el correcto funcionamiento del organismo.

En caso de olvidar una dosis de Levofloxacino

Cuando las personas olvidan ingerir una dosis del medicamento, pueden surgir dos posibilidades. Es necesario que las personas cumplan la posibilidad que se ajuste a su caso.

En primer lugar, en caso de faltar suficiente tiempo para la siguiente toma, se debe consumir la dosis lo antes posible. Sin embargo, en caso de que la siguiente dosis se encuentre muy cercana, lo mejor es esperar a la siguiente dosis y omitir la que olvido.

Por ninguna razón, se debe consumir el doble de la dosis indicada. El realizar esta acción podría conllevar a una sobredosis por el consumo de Levofloxacino. Posteriormente, debe recuperar su rutina normal del consumo.

Sobredosis con Levofloxacino

Si el paciente sufre una sobredosis de Levofloxacino, seguramente se encontrará confundido y mareado. Presentará alteración de la conciencia y crisis convulsiva. Se aumentará el intervalo QT y las alteraciones gastrointestinales, tendrá náuseas y erosiones de la mucosa.

Los múltiples síntomas se han detectado por pruebas en animales en su mayoría y sólo algunas en humanos. Por esta razón, todo conocimiento sobre una sobredosis debe estar sujeta a otras opciones.

En caso de padecer una sobredosis, se debe implementar un tratamiento sintomático. Por lo tanto, es imprescindible que se solicite la presencia de emergencia médica inmediata. Además de un lugar en donde se encuentre el paciente para poder ocuparse de él.

Por lo general, al presentar una sobredosis, la mejor opción es llamar a un centro de control de envenenamiento. Posteriormente, se acudir o esperar que ellos envíen un equipo especializado, esto según cada caso.

Almacenamiento del Levofloxacino

Este medicamento gracias a ser de uso delicado, al momento de ser almacenado se deben tener varias precauciones. En primer lugar debe estar fuera del alcance de los niños, de preferencia en un lugar alto.

Como segunda precaución, se debe almacenar en un lugar a temperatura ambiente. Dicho lugar, no puede poseer exceso de calor o humedad. Aunque el baño pueda parecer un buen sitio, no lo es, por esta razón no debe ser almacenado en los baños.

El Levofloxacino debe ser cerrado herméticamente después de cada uso, es recomendable mantenerlo en su envase original. Así como este medicamento existe gran cantidad, que no son contra niños. Es decir, no poseen suficiente seguridad en sus envases.

Para evitar una intoxicación en los niños, todos los medicamentos incluyendo el Levofloxacino, deben ser almacenados lejos del alcance de los niños.

En el momento que se desea desechar algún medicamento, ya sea porque esta vencido o porque no se volverá a utilizar. Por ninguna razón, los medicamentos se deben desechar por el inodoro.

La mejor forma de deshacerse de los medicamentos, es mediante un operativo de devolución de medicamentos. Los mismos son operativos especiales para la recolección de medicamentos ya vencidos o que son para desechar.

Para obtener información acerca de estos operativos, se puede comunicar con su farmacéutico o con un departamento de basura y reciclaje. Una vez comience este operativo, se puede acudir al lugar y entregar todos los medicamentos que se posean y no se vayan a utilizar.

Antes de consumir este medicamento, es necesario una visita al médico. Dicha persona es quien puede valorar mejor cada caso en particular. Toda la información presente únicamente sirve como complemento pero no sustituye la visita una visita al médico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!