Para Que Sirve La Trimebutina?

Para Que Sirve La Trimebutina

La trimebutina es un medicamento con efectos antiespasmódicos. Éste logra equilibrar la musculatura lisa del tubo digestivo, logrando regularizar el funcionamiento del mismo. Su efecto se da gracias a que actúa en conjunto con la acetilcolina, llevando su efecto y trabajando específicamente sobre los plexos nerviosos intestinales de Meissener (submucoso), de Auerbach (muscular) y en los receptores encefalinergicos, que son los encargados de regular el funcionamiento y los movimientos peristálticos en el aparato gastrointestinal.

Este medicamento es capaz de regularizar el funcionamiento de movilidad digestiva, sin alejarse de lo natural y fisiológico. Estimula la hipocinesia y estabiliza los funcionamientos de la hipermotilidad, sin dejar de respetar la peristalsis y las secreciones fisiológicas. El efecto de la trimebutina no es invasora en el cuerpo, sólo estimula los movimientos naturales del cuerpo para llevar a cabo su función. Quizás quieras saber para qué sirve la clorfenamina.

Indicaciones y pasos a seguir para usar la Trimebutina

Si el paciente presenta trastornos del tono y la motilidad gastroesofágica e intestinal, los tratamientos se basan en la implementación de trimebutina para atenuar los síntomas gastrointestinales sufridos frecuentemente, en diferentes intensidades.

La trimebutina funciona como un estabilizador de las funciones del tubo digestivo, opacando las alteraciones del tránsito digestivo provocado por anomalías como, por ejemplo, el colon irritable, que provoca hipomotilidad e hipermotilidad en los órganos.

Este medicamento, en su presentación en tabletas, es ideal para tratar los síntomas causados por el Colon Irritable. Los síntomas característicos de este síndrome son el dolor abdominal en diferentes intensidades, estreñimiento que puede estar o no acompañado de diarrea, dispepsia, flatulencias y distensión abdominal. Pero no sólo se trata el colon irritable con este medicamento, sino que también es perfecto para tratar males como la acalasia, hernia hiatal, divertículosis, estreñimiento crónico y duodenitis. Puede que te interese conocer para qué sirve la buscapina.

La trimebutina se puede encontrar en el mercado en diferentes presentaciones para que logremos encontrar la que mejor se adapta al paciente. Por ejemplo, para aquellos pacientes de edad adulta, las cápsulas por vía oral son las más indicadas, mientras que para pacientes dependientes de terceros, se puede implementar por vía parenteral o en supositorio por vía rectal. Tal vez sea de tu interés conocer para qué sirven los probióticos.

La Trimebutina

Las dosis implementadas pueden variar según el mal que se deba tratar. Por ejemplo, en los pacientes que presenten espasmos de píloro o síntomas de gastritis relacionados con la ulcera gastrointestinal, o incluso aquellos que sufren de colon irritable, lo más recomendado es iniciar con dosis diarias de 300 o de 400 mg, dividida en dos ingestas al día, hasta que se logre el alivio de los síntomas. Una vez llegado el caso, se puede reducir la dosis a 200 mg diarios.

En los primeros casos mencionados, es recomendable optar por administrar el medicamento por vía parenteral en una dosis de 50mg, la cual es equivalente a la ingesta de 300 o 400 mg diarios por vía oral, como mencionamos anteriormente.

Por otro lado y si el paciente se trata de un niño, lo recomendable con respecto a las dosis se indica por rango etario. Generalmente, lo recomendado en estos casos son dosis de hasta 48 mg diarios para niños de 3 a 5 años, con la posibilidad de disminuirlo a 12 mg como máximo.

Efectos secundarios de la trimebutina

Todo medicamento, incluso los más leves, cuentan con una lista de efectos secundarios que, en algunos casos, se hacen presentes. Por lo tanto, no siempre se sufre de los mismos, pudiendo cumplir un tratamiento sin imprevistos.

Entre algunos de los posibles efectos secundarios de la trimebutina, los más probables que el paciente podría presentar son cefalea, náuseas, vómito, diarrea, boca seca, rash cutáneo leve o cansancio. Sin embargo, existen otros que aparecen con menos frecuencia, pero aún así se tiene en cuenta al medicamento como causante de los mismos. Estos son: dolor abdominal tipo cólico, sensaciones de frío o de calor, y alteraciones en el ciclo menstrual. Aprende para qué sirve el naproxeno.

Contradicciones de la trimebutina

A pesar de que el medicamento es una gran ayuda para curar los males propiamente dichos, el mismo cuenta con contraindicaciones que impiden que algunos pacientes lo consuman, porque podría llegar a ser contraproducente. Estos pacientes son aquellos que sufren, en primer lugar, de hipersensibilidad a la trimebutina. Sin embargo, no son los únicos, ya que aquellas personas con miastenia gravis tampoco pueden ingerir esta droga. Además, está completamente prohibida la ingesta de este medicamento en aquellos pacientes que hayan consumido alcohol.

Trimebutina

Sobredosis de trimebutina y sus manifestaciones

Oficialmente, no se han conocido casos de sobredosis existentes, por lo que no se sabe cómo se manifiesta esta situación. Sin embargo, las investigaciones médicas han desarrollado un protocolo a seguir en caso de que suceda. Si un paciente que está bajo tratamiento de trimebutina, se presenta con una sobredosis de la misma, éste debe ser tratado con lavado gástrico, medidas generales de sostén y vigilancia médica.

En caso de que se sufra sobredosis, es importante comunicarse rápidamente con la emergencia médica de su localidad para ser atendido de inmediato.

Presentaciones de la trimebutina

La trimebutina se presenta comercialmente en tabletas, las cuales son de 200 mg. Generalmente y teniendo en cuenta los tratamientos más habituales, el contenido puede ser de 20, 30, 40 o 60 píldoras.

Información adicional sobre la trimebutina

El consumo de trimebutina puede provocar en el paciente aceleración en el vaciamiento esofágico, en el vaciamiento gástrico y, además, acortar el tiempo en el que se lleva a cabo del traspaso por el intestino delgado. Estos cambios probables son sumamente importantes y necesariamente se los debe tomar en cuenta, ya que pueden llevar a cambiar el rumbo y a alterar la farmacocinética de otros medicamentos necesarios para el paciente a tratar.

Debido al compuesto de este medicamento y a su función sobre el sistema digestivo del cuerpo del paciente, se recomienda no consumir bebidas alcohólicas durante el tratamiento o, al menos, no hacerlo de manera simultánea.

En algunos casos, el paciente se encuentra siguiendo varios tratamientos médicos, dirigidos a diferentes males. Por lo tanto, es de suma importancia que el médico sea informado sobre las drogas médicas que el paciente este ingiriendo con regularidad. Los fármacos anticolinérgicos, por ejemplo, en combinación con la trimebutina, pueden incrementar los efectos secundarios mencionados anteriormente, sobre todo la sequedad en la boca, lasitud, estreñimiento, visión borrosa, somnolencia, retención urinaria, agitación e insomnio.

4 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!