Para Que Sirve la Semilla de Girasol?

Para Que Sirve La Semilla De Girasol

Seguramente en más de una ocasión te has encontrado en el mercado o has disfrutado de degustar las exquisitas pipas; mejor conocidas como semillas de girasol, un alimento súper nutritivo que proviene de la planta llamada girasol y que aporta un gran número de beneficios y propiedades, de las cuales hablaremos en este artículo.

Origen de las semillas de girasol

El girasol silvestre, de donde provienen las semillas de girasol, tiene su origen en Norteamérica y Centroamérica, aunque la comercialización de la planta se inició en Rusia. Sin embrago, fueron los nativos americanos quienes cultivaron pipas de diversos tipos: color miel con blanco, blanca y la más popular, la variedad de rayas blancas y negras.

Las semillas de girasol, están ubicadas justo en el centro de la flor, de hecho se comen desde hace más de 5.000 años atrás, las consumían los nativos americanos, quienes molían las semillas y hacían tortas de pan, las mezclaban con semillas de calabaza y maíz, posiblemente también fabricaban aceite, aunque si es más seguro que las usaban como colorante, en distintas ceremonias y hasta como objeto decorativo.

Posteriormente los españoles cuando realizaron la conquista de América, la introdujeron en el viejo continente. De esta forma se ha convertido en algo muy conocido y consumido en toda Europa.

Nutrientes de las semillas de girasol

Aunque podemos encontrar una gran variedad de tipos de semillas de girasol: blancas, rojas y amarillas, las más conocidas y consumidas son aquellas con la cáscara grisácea o negra con rayas blancas. Su consumo puede aportar una gran cantidad de nutrientes esenciales para el buen funcionamiento de nuestro organismo, por lo que deberías considerar hacerlas parte de tu dieta.

Cada 100 gramos de semillas de girasol contiene: vitamina E, potasio, calcio, magnesio, fósforo, selenio, hidratos de carbono, antioxidantes, fibra dietética, proteínas y grasas saludables.

Para Que Sirve La Semilla De Girasol2

Beneficios de las semillas de girasol

1.- Consumir estas semillas, tiene una gran colaboración para nuestra salud cardiovascular, esto debido a que poseen mucho magnesio y también cuentan con la vitamina E, esta es proporcionada a nuestro cuerpo a través de ellas.

2.- Las semillas de girasol también son unos excelentes antioxidantes, a través de ellos es posible mantener a raya a los radicales libres en nuestro organismo.

3.- Son un excelente alimento para quienes realizan esfuerzos físicos constantemente ya que ayudan a mejorar el rendimiento físico de manera natural.

4.- Mejoran la concentración, la memoria y el rendimiento mental en general.

5.- Son ricas en ácido fólico, un nutriente imprescindible para evitar malformaciones en el feto o enfermedades en mujeres embarazadas.

6.- Mantienen y aumentan las defensas del organismo, previniendo o erradicando así diversas patologías sobre todo relacionadas con virus.

7.- Aportan saciedad y son muy depurativas. Por lo que están recomendadas a la hora de adelgazar, perder peso y combatir el estreñimiento.

Semillas de girasol contra el cáncer

Todos los alimentos que tienen muchos antioxidantes, nos ayudan a la prevención del cáncer, y precisamente así son las semillas de girasol. Se puede encontrar selenio en ellas, y este se relaciona con la prevención del cáncer, puesto que ayuda a que no se dé la formación de las células potencialmente dañinas o cancerígenas, se induce a la reparación del ADN, y también a que se lleve a cabo la síntesis de las células dañadas.

Para que sirve la semilla de girasol?3

¿Cómo consumir las semillas de girasol?

Las semillas de girasol, tal como como lo hemos descrito en este artículo, son una rica fuente de vitaminas y minerales esenciales para nuestro organismo, por lo que son muy recomendadas para personas de todas las edades.

Este snack es muy versátil, puedes consumirlo a media mañana, como un aperitivo o entrante para antes de la cena o hasta como sustituto saludable de las golosinas.

Son perfectas para ensaladas, cremas, sopas o tartas, e incluso molidas sirven para elaborar harina y para elaborar un excelente sustituto de la leche de vaca, siendo perfecto para las personas intolerantes a la lactosa o los veganos.

También puedes asar unas cuantas semillas y almacenarlas en un recipiente junto con un poco de sal marina, esto lo puedes comer como un snack o como acompañante de otras comidas, aunque no es tan saludable por la cantidad de sodio.

Leche de semillas de girasol

Para realizar esta leche natural, sustituta de la leche de vaca necesitarás:

  • 1 taza de semillas de girasol peladas
  • Azúcar moreno (o miel, en caso de no ser vegano)
  • 6 tazas de agua (1,5 l)
  • 1 cucharadita de canela en polvo o extracto de vainilla

Primeramente deja en remojo las semillas de girasol toda una noche. A la mañana siguiente, cuela y colócalas en una licuadora con el resto de los ingredientes. Para que quede espesa reduce la cantidad de agua y si la prefieres más liquida añade más agua o un poco menos de semillas. Cuela esta preparación y bebe de inmediato.

Para conservar las semillas de girasol y que mantengan su frescura te recomendamos guardarlas en un frasco de vidrio con tapa hermética. No las expongas al sol ni a ambientes demasiado calurosos.

Pan con semillas de girasol

Para elaborar este exquisito pan casero necesitarás:

  • 500 g de harina de trigo
  • 250 g de harina blanca
  • 1 cubo de levadura
  • ½ cucharada de azúcar
  • 400 ml de agua tibia
  • 100 g de semillas de girasol
  • 2 cucharadas de sal
  • Harina para amasar la masa
  • Agua para lavarse en el pan

Vierte la harina en un bol y forma una fuente, desmenuza la levadura en el centro y agrega el azúcar y el agua. Luego disuelve la levadura y mezcla con la harina. Tapa la preparación y déjala reposar en un lugar cálido, hasta que duplique su volumen.

Añade sal y semillas de girasol, amasa con el resto de la harina hasta que la masa esté suave. Cubre de nuevo y dejar reposar en un lugar tibio durante aproximadamente 30 minutos.

Cuando tengas la masa lista para formar un pan, graba una cruz sobre la masa con un cuchillo. Coloca en un molde con papel pergamino y lleve al horno durante 45 minutos aproximadamente. Finalmente retíralo del horno y deja enfriar sobre una rejilla para pasteles. También te podría interesar leer Para Que Sirve La Ortiga, El Cloruro De Magnesio y Levadura De Cerveza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!