Para Que Sirve La Pomada De Arnica?

Para Que Sirve La Pomada De Arnica

La pomada de árnica es un remedio homeopático utilizado desde la Edad Media para tratar lesiones y dolores musculares; sobre todo los causados por golpes y caídas.

La pomada de árnica previene y reduce el sangrado, los moretones y el dolor (por lo cual es ideal para llevar en el botiquín o kit de primeros auxilios). Dependiendo del uso que vayamos a darle, se utilizará toda la planta o sólo la flor del árnica.

¿Qué es el árnica?

Antes de hablar de las propiedades de la pomada de árnica, primero debemos saber qué es.

El árnica, también conocida como “tabaco de montaña” o “margarita de montaña”, es un género al que pertenecen unas 30 especies de plantas perennes, herbáceas, de la familia de las Asteráceas. La palabra árnica significa “piel de cordero” y alude a la textura suave de sus hojas peludas.

Esta planta pertenece a la farmacopea tradicional europea desde tiempos remotos y es reconocida por ser un agente antiequimótico, es decir que es capaz de disolver los hematomas de la piel. Esta propiedad, junto a las otras cualidades de la planta, hace que su demanda anual (sólo en Europa) se estime en 50 toneladas de cabezas de flores secas. Puede que quieras saber más sobre para que sirve la arnica.

¿Cuál es la utilidad de la pomada de árnica?

La pomada de árnica (que también se consigue en forma de crema, gel, aceite o tinte) se utiliza para curar moretones, esguinces, dolor de músculos, hinchazones y en general, cualquier problema relacionado con los huesos, los tendones o los músculos. Por ejemplo, la artritis reumatoide o las estrías del embarazo.

Esto se debe a las numerosas propiedades del árnica, como es su capacidad analgésica, antinflamatoria (gracias a la presencia de helenalina entres sus componentes activos), antimicrobianas (que alivian la irritación cutánea) y rubefacientes, es decir que estimulan la circulación de la sangre, lo que reduce y previene la formación de hematomas y moretones.

La Pomada De Arnica

Otros usos y beneficios de la árnica

La pomada de árnica también se utiliza para tratar el dolor tras una operación quirúrgica, ampollas que no se han reventado, desgarros musculares, distenciones, esguinces y luxaciones, artritis reumatoide, úlceras no abiertas, eccemas en la piel, acné o estrías.

En homeopatía se utilizan, además, tintes y preparados que pueden ingerirse sin riesgos, no así la planta en estado natural ni como infusión, que puede ser peligrosa. En forma de tinte se utilizan sus propiedades antibióticas para tratar problemas bucales o para tratar faringitis, anginas, epilepsia, mareos o aumentar la circulación en las venas coronarias después de una angina de pecho. Te puede interesar conocer para que sirve el eucalipto, para que sirve la soya.

Efectos secundarios de la árnica

Como dijimos, el consumo de árnica es tóxico y riesgoso para la salud, debido a que puede traer vómitos, dolor de cabeza, nerviosismo, malestar general, diarrea e, incluso, muerte en caso de consumo excesivo.

Si la planta no ha sido bien tratada, su uso externo puede provocar enrojecimiento en la piel, sobre todo en pieles muy sensibles en las cuales puede incluso producir dermatitis o ampollas. Asimismo, su uso está desaconsejado en época de embarazo o lactancia, ni en heridas abiertas o sangrantes.

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!