Para Que Sirve La Hierba De Sapo?

Para Que Sirve La Hierba De Sapo

La hierba de sapo es una planta espinosa originaria de México; perteneciente a la familia de las Apiaceae, que según lo demuestran varios estudios científicos es un remedio muy eficaz para la reducción del colesterol en sangre y otros padecimientos crónicos y degenerativos, gracias a sus propiedades cicatrizantes, diuréticas, antiinflamatorias y depurativas.

Desde la época prehispánica esta hierba se utiliza con fines medicinales, los curanderos indígenas; por ejemplo, la usaban como tratamiento para el “mal de orín” (infecciones en las vías urinarias), dolores de espalda, la “sangre pesada” y otras enfermedades. En la actualidad, luego de pasar unos más de 22 años siendo estudiada por varias instituciones educativas de México como la Universidad Autónoma de Chapingo, es que se ha podido comprobar que efectivamente la hierba de sapo se puede usar para curar y prevenir cálculos renales o biliares, reducir los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre y otros padecimientos que ponen en riesgo nuestra salud. A partir de esto, la planta se ha hecho muy popular en las tiendas naturistas, puestos de plantas medicinales en mercados y hasta por internet.

La hierba de sapo; también conocida popularmente como espinosa, cardón, estrellita, cabezona o perejil de monte, se da principalmente en climas húmedos de las regiones de Tabasco, Sinaloa, el Valle de México, Michoacán y otros lugares. No es una hierba que se cultive, sino que se puede encontrar en terrenos de cultivo abandonas o al borde de caminos o carreteras como cualquier otra planta silvestre; de hecho, es muy común que se elimine una vez que invade zonas de pastoreo y producción de forrajes.

Para Que Sirve La Hierba De Sapo2

Propiedades nutricionales de la hierba de sapo

Entre algunos de los componentes que se encuentran en la hierba de sapo y le dan esas propiedades medicinales encontramos:

Saponina: es uno de los glucósidos jabonosos que poseen las plantas, funciona como un depurativo y expectorante de la sangre y de las vías urinarias que ayuda a la reducción del colesterol. Se debe tener mucha precaución porque también es capaz de irritar las células bronquiales, renales y gástricas, lo que provoca hemolisis cuando los glóbulos rojos se dividen. Esta sustancia activa es una de las principales y también más dañina, por lo que no es recomendable ingerir la hierba por un período mayor a sesenta días, a no ser que se tenga la aprobación de un médico.

Flavonoides: son unos metabolitos secundarios encargados de darle color a la planta. Este compuesto es el encargado de ayudar al organismo a que reduzca los efectos de oxidación celular y los daños ocasionados por los rayos UV, protege los vasos sanguíneos, disminuye el colesterol, impide la reproducción de las células cancerosas y actúa como desinflamatorio. Hoy en día estas y otras propiedades aún siguen siendo objeto de diversos estudios.

Esteroles: esta es una variación de los esteroides que en las plantas recibe el nombre de fitoesteroles y que sirve para evitar que nuestro aparato digestivo absorba el colesterol.

Triterpenos: dan color a frutos, tallos, flores y hojas de las plantas y además tienen como función sintetizar en nuestro organismo las vitaminas A, E y K.

Calcio: este importante mineral es el encargado de la formación y fortalecimiento de los huesos, la coagulación de la sangre, ayudar con la cicatrización, participa en la correcta absorción de la vitamina B12 y tiene un papel fundamental en la contracción muscular.

Hierro: este mineral tiene la tarea de de formar la hemoglobina, participar en el proceso de la respiración celular, la formación de colágeno y las síntesis de ADN.

Paracimeno: es un compuesto orgánico y aromático con propiedades anti infecciosas.

Beneficios del consumo de la hierba de sapo

Para obtener los distintos beneficios de esta planta curativa se utilizan normalmente las hojas o su raíz, que se pueden encontrar en diversas presentaciones para nuestro consumo: infusiones, jarabes, comprimidos, tabletas, seca, fresca, en polvo o mezclada con otras hierbas (hierba de san juan) como una forma aportar otros beneficios a la salud.

La hierba de sapo sirve para:

  • Disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre.
  • Contribuir en los procesos de cicatrización.
  • Ayuda a aliviar dolores musculares.
  • Previene la aparición de diferentes problemas cardíacos.
  • Alivia los dolores propios de la artritis.
  • Utilizada como cataplasma es eficaz para tratar las hinchazones por golpes.
  • Alivia las complicaciones por problemas en las vías urinarias.
  • Ayuda con dolores de oído, espalda, pecho, hernia y espalda.
  • Elimina toxinas y participa en la prevención, reducción o expulsión de cálculos biliares y renales.
  • Desintoxica el organismo y reduce los niveles plasmáticos de creatinina, lípidos y ácido úrico.
  • Se utiliza para tratar las mordeduras de víbora y la fiebre.
  • Es un complemento esencial para tratar diferentes enfermedades: asma, diabetes, problemas de próstata, várices, cáncer, arterioesclerosis, embolias e impotencia.

Para que sirve la hierba de sapo? 3

Contraindicaciones de la hierba de sapo

A pesar de los estudios científicos que se han realizado con la hierba de sapo y de las conocidas propiedades medicinales de la misma, aún no cuenta con la aprobación de la Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) ni con otras organizaciones medicinales de mayor relevancia.

Se dice que el uso excesivo y no controlado de esta planta puede desencadenar diferentes problemas de salud a largo plazo, sobre todo en aquellos que padecen hipertensión arterial, también puede afectar los riñones, puede producir gastritis o irritar el tracto digestivo, respiratorio o urinario, todo esto por la presencia de saponina. También le puede interesar leer para qué sirve la albahaca y para qué sirve el wereke.

El consumo de esta planta no garantiza además que todas las personas que la utilizan vayan a ver reducidos sus niveles de colesterol; de hecho, existe quienes aun tomando el té no logran ver los resultados buscados o algún beneficio en su salud y otros por el contrario solo consiguen ocasionar más daños a su organismo. A pesar de tener un respaldo científico debemos tener en cuenta que no todos los cuerpos son y reaccionan de la misma forma a determinados tratamientos.

Los expertos recomiendan que las personas no se automediquen con la hierba de sapo sino que la utilicen como un complemento a los tratamientos prescritos por un médico y no excedan las dosis ni los tiempos recomendados. Una vez que decida probar los beneficios de esta planta consulte con su médico si usted es un paciente apto para consumirla sin llegar a poner en riesgo su salud.

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!