Para Que Sirve La Clorfenamina?

Para Que Sirve La Clorfenamina

La clorfenamina o clorfeniramina (maleato de clorfenamina) es un antihistamínico de primera generación, derivado de la propilamina, que compite con la histamina por los receptores H1, presentes en las células efectoras; por consiguiente, evitan, pero no revierten las respuestas mediadas sólo por la histamina.

En cuadros alérgicos se usa para aliviar la rinitis, la rinorrea, la urticaria, el estornudo, la picazón de ojos, nariz y garganta, la comezón por picaduras de insectos, hiedra venenosa y ronchas causadas por alimentos o cosméticos. No debe administrarse en el embarazo ni durante la lactancia, ni a menores de 1 año, tampoco es recomendable si se va a manejar maquinaria peligrosa, ya que suele producir sueño.

Utilidad de la Clorfenamina

La clorfenamina es un antihistamínico. Como tal, se utiliza para tratar los estornudos, el goteo de la nariz, picazón de los ojos y ojos llorosos a causa de las alergias o de los resfriados. Se utiliza también para tratar los síntomas que un paciente experimenta ante una reacción alérgica. Sin embargo, cabe aclarar que este medicamento no sirve para tratar una infección. Puede que te interese conocer para qué sirve la butilhioscinapara qué sirve la cetirizina

Cómo funciona la Clorfenamina

Las acciones antimuscarínicas de la clorfenamina producen efecto secante en la mucosa oral, impidiendo las respuestas a la acetilcolina, mediadas por receptores muscarínicos. La duración de la acción es de 4 a 25 horas.

Este medicamento debe tomarse con precaución, ya que atraviesa la barrera hematoencefálica y produce efectos sedentes, debidos a la ocupación de receptores H3 cerebrales, que están implicados en el control de los estados de vigilia.

La clorfenamina se absorbe bien tras la administración oral o parenteral y se metaboliza en el hígado, eliminándose por vía renal.

Posología y administración de la clorfenamina

La pauta posológica debe ajustarse según el grado de tolerancia y respuesta del paciente. Su dosis recomendada en cápsulas es:

  • Parar adultos y niños mayores de 12 años: 4 mg cada 6 horas.
  • Para niños de 2 a 12 años: 0,35 mg/kg diarios, divididos en tres o cuatro tomas.

La Clorfenamina

En jarabe:

  • Adultos y niños mayores de 12 años: tomar de 1 a 2 cucharaditas (5-10 ml) cada 4 a 6 horas, con una dosis máxima de 24 mg/día.
  • Los niños de 6 a 11 años deben tomar media a una cucharadita (2.5-5 ml) cada 4 a 6 horas. La dosis máxima no debe superar los 12 mg/día.
  • Los niños de 2 a 6 años pueden tomar media cucharadita (2.5 ml) cada 4 a 6 horas, y si pasar los 6 mg/día.

Tome sus dosis a intervalos regulares. No tome su medicamento con una frecuencia mayor a la indicada. Si olvida tomar una dosis, tómela lo antes posible; pero si es casi la hora de la próxima dosis, tome sólo ésa. No tome dosis adicionales ni dobles, puede ser peligroso para su salud.

Precauciones ante el uso de Clorfenamina

Para medir la dosis es importante que se utilice una cuchara medidora o un gotero dosificador especialmente marcado para así poder medir cada dosis. En caso de no poseer alguno de estos dos elementos y si el medicamento no los trae, consulte a su farmacéutico y no utilice cucharas caseras, ya que no son exactas.

Infórmese y consulte a su pediatra antes de darle este medicamento a un niño. Recuerde que los menores de dos años no pueden consumirlo, por lo tanto su uso en embarazo y lactancia está también desaconsejado.

En el caso de los adultos mayores, los pacientes de más de 65 años de edad pueden presentar reacciones más fuertes y necesitar dosis menores.

Efectos secundarios de la clorfenamina

En caso de percibir alguno de los siguientes efectos secundarios, concurra de manera inmediata a su médico de cabecera o a algún centro de salud cercano:

  • Reacciones alérgicas como erupción cutánea, picazón o urticarias, hinchazón de la cara, labios o lengua.
  • Problemas al respirar.
  • Cambios en la visión.
  • Nerviosismo, agitación o casos de confusión.
  • Aumento o alteraciones de la frecuencia del ritmo cardíaco.
  • Sensación de desmayo.
  • Dificultad al orinar o cambio en el volumen de la orina.
  • Sudoración anormal.
  • Cansancio o debilidad inusuales.

Clorfenamina

Hay otros efectos que pueden presentarse, pero no requieren acción médica inmediata. Pero en caso de percibir alguno de estos otros efectos secundarios de manera persistente o molesta, sí es conveniente que consulte a un profesional de la salud:

  • Estreñimiento o diarrea.
  • Sequedad en garganta, boca o nariz.
  • Dolores de cabeza.
  • Malestar estomacal o vómitos.
  • Pérdida del apetito.
  • Dificultad para poder dormir.

Combinación de la clorfenamina con otros fármacos o medicamentos

La clorfenamina no debe combinarse con ninguno de estos medicamentos:

  • Barbitúricos para inducir el sueño o para el tratamiento de convulsiones.
  • Otros antihistamínicos.
  • Antidepresivos o medicamentos para tratar la ansiedad o trastornos psicóticos.
  • Medicinas para dormir.
  • En caso de estar tomando antibióticos, consulte a su médico, ya que algunos están contraindicados.
  • Tampoco debe consumir alcohol durante el tratamiento con clorfenamina.

Contraindicaciones de la clorfenamina

Antes de tomar este medicamento, usted debe informarle a su médico si padece alguno de los siguientes problemas:

  • Glaucoma.
  • Enfermedades cardíacas.
  • Alta presión arterial.
  • Enfermedades pulmonares o respiratorias como, por ejemplo, asma.
  • Problemas de próstata.
  • Úlceras u otros problemas estomacales
  • Reacciones alérgicas a la clorfeniramina o a algún otro de los compuestos del medicamento.
  • También si presenta alergias a alimentos, colorantes o conservantes.
  • En caso de embarazo, lactancia o búsqueda de un embarazo, adviértale a su médico, ya que está contraindicado este remedio en esos casos.

Problemas frecuentes y posibles soluciones en el uso de clorfenamina

Como hemos dicho más arriba, la clorfeniramina tiene varios efectos secundarios que no requieren tratamiento médico, por eso dejamos algunas soluciones prácticas y fáciles de hacer. Sin embargo, en caso de no presentar mejorías, consulte a su médico.

  • Sequedad de la boca: mascar chicle sin azúcar, chupar caramelos duros o tomar mucha agua pueden servir en este caso.
  • Sequedad ocular: sobre todo en pacientes con lentes de contacto, la clorfeniramina puede provocar molestias. Utilice gotas lubricantes o colirio.
  • Mareos o somnolencia: es importante no conducir ni manejar maquinaria pesada durante el tratamiento con clorfeniramina. En caso de mareos, evite los movimientos bruscos y ponerse rápidamente de pie.

Modo de conservación de la clorfenamina: Manténgase fuera del alcance de los niños, en un lugar fresco y seco (entre 15ºC y 30ºC). Te recomendamos conocer para qué sirve la azitromicinapara qué sirve el ketotifeno, para que sirve el ibuprofeno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!