Para Que Sirve La Azitromicina?

La Azitromicina

La azitromicina es un antibiótico del grupo de los macrólidos. Su dosificación, en la mayoría de los esquemas, contempla la administración de una dosis total de 1,5 g. diarios. Dada su prolongada vida media, este puede ser administrado en una sola toma al día.

Indicaciones de la azitromicina

La azitromicina, que ya dijimos que pertenece a una clase de antibióticos llamados macrólidos, funciona al detener el crecimiento de las bacterias. Por ello es utilizada para tratar enfermedades infecciosas como la bronquitis, neumonía y enfermedades de transmisión sexual (ETS), como infecciones por Chlamydia trachomatis, linfogranuloma venéreo, uretritis no gonocócica, enfermedad pélvica inflamatoria, gonorrea, sífilis, cancroide y donovanosis. Se puede administrar una vez al día para inflamaciones. Además, la azitromicina ha sido utilizada de manera segura y efectiva para el tratamiento de infecciones pediátricas, entre las cuales se encuentran: faringitis y amigdalitis, otitis media, infecciones del tracto respiratorio e infecciones de la piel y otros tejidos blandos.

También se usa azitromicina para tratar la infección por H. pylori y la enfermedad de Lyme precoz; y para prevenir infecciones en el corazón de aquellos pacientes que deban someterse a procedimientos dentales o de otro tipo. Puede interesarte saber para que sirve la bugambilia.

Otro uso de la azitromicina es para tratar infecciones del tracto respiratorio superior y en infecciones por agentes como: Salmonella, Campylobacter jejuni, Shigella, Toxoplasma gondii, Mycobacterias no tuberculosas, criptosporidiosis, etc. También se ha recetado para combatir a la fiebre tifoidea y como profilaxis de la malaria. Más recientemente se estudia como posible blanco alternativo en el tratamiento de la fibrosis pulmonar

Azitromicina

Posología y administración de la azitromicina

La azitromicina se presenta en forma de tableta, suspensión (líquido) de liberación prolongada y una suspensión (líquido) para administración oral. Las tabletas y suspensión se toman usualmente, con o sin alimentos, una vez al día durante 1 a 5 días. Cuando se utilizan para la prevención de la infección MAC diseminada, las tabletas de azitromicina usualmente se toman una vez a la semana. La suspensión de liberación prolongada, por lo general, se toma con el estómago vacío (al menos 1 hora antes o 2 horas después de una comida) como una sola dosis. En caso de infecciones bucofaríngeas, administrar cada veinticuatro horas. Te puede interesar saber para que sirve la buscapina.

En faringitis una dosis de 500 mg al día durante tres días suele ser eficaz. En amigdalitis, sobre todo las supuradas, se debe alargar el tratamiento a cinco días (1 comprimido al día). En bronquitis, bronconeumonías y neumonías, otitis media y sinusitis, suele ser eficaz la pauta de tres días (500 mg al día). En uretritis no gonocócica es muy eficaz una sola dosis de 1 gr. en una sola toma. En sífilis y en alérgicos a la penicilina se ha empleado con éxito una dosis única de 1,5 gr. vía oral. En inflamación o infección del tejido que rodea a la muela del juicio, lo recomendable es una dosis de 500 mg por 3 o 5 días como máximo.

En el caso de las suspensiones, agite bien el líquido antes de cada uso para mezclar el medicamento de forma pareja. Utilice una cuchara, jeringa oral o taza medidora para administrar la dosis y así asegurarse de medir la cantidad correcta del medicamento.

Si recibe azitromicina en polvo para suspensión en la dosis única, paquete de 1 gramo, primero debe mezclarla con agua antes de tomar el medicamento. Disuelva el contenido del paquete con 1/4 de taza (60 ml) de agua en un vaso y consuma todo el contenido inmediatamente. Agregue 1/4 de taza (60 ml) de agua adicional al mismo vaso, mezcle y consuma el contenido completo para asegurarse de recibir la dosis enteramente.

En el caso de la suspensión de liberación prolongada de azitromicina como un polvo seco, primero debe agregar agua a la botella antes de tomar el medicamento. Abra la botella al presionar y gire la tapa. Mida 1/4 de taza (60 ml) de agua y agregue a la botella. Cierre la botella con fuerza y agite bien para mezclar. Utilice el líquido de liberación prolongada en el término de 12 horas, después de haberlo recibido de la farmacia, y agregar agua al polvo. Quizás quieras saber para que sirve el ambroxol.

Si vomita en el término de una hora después de tomar azitromicina, llame a su médico de inmediato. Será él quien le indicará si necesita tomar otra dosis. No lo haga sin prescripción médica.

Deberá empezar a sentirse mejor durante los primeros días del tratamiento con azitromicina. Si sus síntomas no mejoran o empeoran, llame a su médico inmediatamente.

Aunque se sienta mejor, continúe el tratamiento hasta que termine la receta médica, a menos que experimente los efectos secundarios severos. Si deja de tomar la azitromicina demasiado pronto u omite una dosis, es posible que la infección no se cure por completo y que las bacterias se vuelvan resistentes a los antibióticos.

Para Que Sirve La Azitromicina

Dosificación pediátrica de la azitromicina

En general se recetan 10 mg al día, en una sola toma diaria, con un máximo de 500 mg y durante 3 días. Una alternativa es tomar 10 mg el primer día, seguido de 5 mg por día, los siguientes 4 días. En faringitis estreptocócica (en casos de alergia anafiláctica a antibióticos betalactámicos), la dosis es de 20 mg por día, durante 2 días (también, dosis diaria máxima de 500 mg).

También se usa en el tratamiento de la infección crónica por Pseudomonas en niños con fibrosis quística.

Efectos adversos de la azitromicina

Al igual que los demás macrólidos, la azitromicina es bien tolerada, mostrando escasos efectos secundarios a dosis terapéuticas. Los más frecuentes son: malestar gastrointestinal (náuseas, dolor abdominal, vómitos, diarrea, flatulencias) y elevación de enzimas hepáticas aminotransferasa sin trascendencia clínica. Existe una remota posibilidad de aparición de miodesopsias o incluso de desprendimiento de retina, especialmente en caso de existir infección previa en el ojo. Tal vez quieras saber para que sirve el prostasan.

Precauciones a tomar con la azitromicina

Antes de tomar azitromicina, informe a su médico si es alérgico a la azitromicina, claritromicina, diritromicina, eritromicina, telitromicina o a cualquiera de los ingredientes en las tabletas o suspensión de azitromicina. También advierta sobre el uso de anticoagulantes, medicamentos para el ritmo cardíaco irregular, antiácidos con hidróxido de aluminio o de magnesio. La azitromicina está contraindicada para pacientes con ictericia o problemas hepáticos.

Recuerde que si identifica en su organismo cualquier reacción adversa, debe dirigirse a su médico de confianza.

6 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!