Para Que Sirve El Té Rojo?

Para Que Sirve El Te Rojo2

El té Pu-Erh, mejor conocido en Occidente como Té rojo, es una bebida originaria de China, específicamente de la zona de Yunnan al sudoeste del país, que se obtiene; al igual que todos los otros tipos de té, de la planta Camellia Sinensis pero que se distingue del resto porque este ha sido sometido a un proceso de fermentación y maduración especial por un tiempo que puede ir desde los 2 años hasta 60 años, tal como si se tratara de un vino. Justamente es este largo proceso el que le da un sabor penetrante y terroso, su característico color rojizo oscuro y sus muy alabadas propiedades como potente “quemador de grasa”.

Este tipo de té se puede encontrar en el mercado en forma de bolas compactas, en hebras, como especie de ladrillos de té, en bolsitas o saquitos y en cápsulas para quienes no gustan tomar infusiones. Tomar 3 tazas diarias de esta bebida puede ayudar a tu organismo a estimular el metabolismo, mejorar la digestión, disminuir los niveles de colesterol, colaborar con la pérdida de peso y contribuir con la eliminación de líquidos del cuerpo.

¿Cuáles son los nutrientes del té rojo?

Como el té rojo es básicamente un té verde pero que ha pasado por un proceso de postfermentación, lo nutrientes son exactamente los mismos por lo que se conservan las propiedades propias de este tipo de bebida estimulante.

Uno de los rasgos que puede diferenciar a este tipo de té de los otros, en cuanto a nutrientes, es que por ser sometido a la fermentación este adquiere una mayor cantidad de lovastatina, una sustancia que suele estar presente en los medicamentos para reducir el colesterol y que se encarga de bloquear una enzima en el hígado para disminuir o regular los niveles de colesterol en sangre.

Otro factor que marca la diferencia del té rojo, es su bajo contenido de cafeína lo que nos estimula sin llegar a comprometer nuestras horas de sueño nocturno, causarnos alguna molestia estomacal, o cualquier otro síntoma típico de las bebidas con alto contenido de cafeína como lo es el café o cualquier otro tipo de té.

Para Que Sirve El Te Rojo

Beneficios del té rojo

Una de las ventajas más grandes del té rojo, es la acción diurética que ofrece, gracias a ello es posible que se pueda dar en nuestro cuerpo una efectiva eliminación de toxinas y de esta manera se puede evitar completamente la retención de líquidos.

Ahora bien, los beneficios del té rojo van todavía mucho más allá, pues a este se le considera una bebida que colabora mucho con la digestión; de hecho es una bebida que contribuye a que se dé una estimulación del ácido gástrico para de esta forma ver favorecido el metabolismo del hígado y se generen una buena cantidad de sales biliares, las cuales serán un gran aporte para el proceso de digestión. Además de esto es capaz ayudarnos a mantener bajo control los niveles de colesterol y triglicéridos.

Por si fuera poco, el alto poder termogénico de este tipo de té le da una excelente acción adelgazante que se da por la capacidad que tiene de acelerar el metabolismo basal y hepático, lo que finalmente hace que las grasas puedan quemarse de forma muy rápida.

Otros beneficios son:

  • La presencia de antioxidantes puede ayudar a prevenir varios tipos de cáncer y evitar que se formen tumores.
  • Reduce las posibilidades de padecer enfermedades respiratorias.
  • Desintoxica nuestra sangre.
  • Ayuda a reducir los niveles de azúcar en sangre.
  • Fortalece el sistema inmune.
  • Sirve como tratamiento de resfriados, hepatitis y arteroesclerosis.
  • Contribuye a la quema de grasa almacenada.
  • Mejora la salud cardiovascular.
  • Incrementa la actividad de sistema nervioso, lo que mejora nuestro humor y evita que suframos de depresión.

Efectos secundarios del té rojo

A pesar de los múltiples beneficios que puede suponer el consumo de té rojo, su ingesta excesiva (más de 5 tazas al día) puede provocarnos una serie de efectos secundarios bastantes desagradables como: insomnio, diarrea, dolor de cabeza, nerviosismo, vómitos, palpitaciones, irritabilidad, confusión, mareos, zumbidos en los oídos, entre otros.

Lo más recomendable es que si lo queremos empezar a hacer parte de nuestra dieta se comience tomando pequeñas cantidades para ver cómo va reaccionando nuestro organismo. Igualmente no está de más consultar con nuestro médico si su ingesta cotidiana no puede llegar a representar un riesgo para nuestra salud.

Para que sirve el te rojo?3

Contraindicaciones del té rojo

Evite tomar té rojo en cualquiera de estos casos:

  • Mujeres embarazadas o en periodo de lactancia: se debe cuidar mucho el consumo en estas etapas debido a la presencia de teína una sustancia estimulante.
  • Hipertensos: su contenido de teína estimula el sistema nervioso y aumenta la presión sanguínea, factores que no favorecen a este tipo de pacientes, por lo que debe tomarse de forma esporádica y moderada para evitar complicaciones.
  • Anemia: aunque aún no está comprobado, se cree que esta bebida puede llegar evitar que se absorba correctamente el hierro de determinados alimentos.
  • Medicamentos: ciertos compontes de este tipo té puede generar interacciones con fármacos para el asma, la depresión y la diabetes, antibióticos, anticoagulantes, píldoras anticonceptivas, litio, estrógenos, anfetaminas, efedrina, cimetidina y otros.
  • Otros casos: quienes padezcan episodios de nerviosismo, taquicardia u otra condición relacionada con el alto pulso cardíaco. En el caso de aquellas personas que sufren de insomnio lo mejor es no beber esta infusión antes de dormir.

¿Cómo consumir el té rojo?

Probablemente las infusiones sean la forma más común de consumir el té rojo pero también pueden prepararse batidos, gelatinas, helados, tomarse frío o como parte de otras preparaciones. Sin embargo, es importante tener en cuenta que mezclar este té con determinados alimentos puede generar ciertas interacciones; por ejemplo, mezclarlo con zumo de pomelo hace que aumenten considerablemente los niveles plasmáticos de teína y se acentúen los efectos secundarios, mientras que mezclarlo con leche puede llegar a anular los efectos antioxidantes que posee por lo que no se estará gozando de esta importante propiedad.

Por lo general, un buen té rojo suele ser ideal para acompañar cualquier postre o se toma luego de las comidas para que actué como un leve estimulante y digestivo. No se toma ni con leche ni con azúcar, como ocurre con todos los tés chinos pero esto puede ser opcional. Si lo prefieres puedes agregarle miel, jengibre, limón, canela o mezclarlo con rooibos, una planta sudafricana con la que se elabora una infusión y que no contiene cafeína.

También te puede interesar leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!