Para Que Sirve El Té Negro?

Para Que Sirve el Te Negro?

El té negro se obtiene de una planta llamada Camellia Sinensis al igual que el té verde, el té blanco y el té oolong. Lo que marca la diferencia entre cada uno de ellos es el proceso de fermentación, la recolección y el tratamiento que reciben posteriormente cada uno. Además de su fuerte aroma, su sabor, su aspecto oscuro y su alto contenido de cafeína en comparación con otros tés.

Esta poderosa bebida de origen chino se caracteriza por sus propiedades diuréticas, antioxidantes, astringentes, reconfortantes y estimulantes que le aportan a nuestro organismo un gran número de beneficios.

PROPIEDADES DEL TÉ NEGRO

En esta bebida natural y medicinal por excelencia, se encuentran diferentes componentes entre los que destacan:

  • Cafeína: a pesar de que su contenido es mucho menor en comparación con otras bebidas como el café, resulta igualmente efectivo para la estimulación del sistema nervioso. Una taza de 200ml puede aportarnos unos 35mg de esta sustancia, sin embargo la cantidad puede variar de acuerdo al tipo de té negro que se consuma como el te verde.
  • Sustancias como los Polifenoles, los flavonoides y las catequinas, que destacan entre otras cosas por sus propiedades astringentes y antioxidantes.
  • Minerales como el hierro, fósforo, cinc, calcio, magnesio, flúor, manganeso, cromo, aluminio y potasio.
  • Metilxantinas (cafeína, teofilina y teobramina)
  • Aminoácidos como L-teanina

Para Que Sirve el Te Negro? 2

BENEFICIOS DEL TÉ NEGRO

Numerosos estudios científicos avalan que el consumo regular de este tipo de infusión resulta una buena forma de mejorar diferentes funciones de nuestro organismo y combatir la aparición de varias enfermedades. Entre sus beneficios podemos mencionar:

  • Previene la aparición de ciertos tipos de cáncer.
  • Mejora y mantiene saludable los sistemas inmunológico, cardiovascular y respiratorio similar al te blanco.
  • Reduce la formación de placa y caries dentales.
  • Alivia dolores de cabeza o cefaleas producidas por el cansancio.
  • Favorece la concentración y las funciones cognitivas.
  • Previene el envejecimiento prematuro.
  • Contribuye a que el colesterol bueno (HDL) no se oxide.
  • Ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre y reduce las probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2.
  • Resulta favorable para tratar la conjuntivitis, la vista cansada y reducir las ojeras.
  • Mejora nuestra memoria y capacidad de análisis.
  • Produce sensación de saciedad y estimula el metabolismo.
  • Facilita la digestión.
  • Favorece la salud de los riñones.
  • Ayuda con la pérdida de peso.
  • Elimina la somnolencia en las mañanas como el te rojo.
  • Reduce el estrés y la fatiga
  • Combate la diarrea y la gastritis.
  • Aumenta nuestra energía.
  • Fortalece los huesos.

CONTRAINDICACIONES Y EFECTOS SECUNDARIOS

A pesar de las múltiples bondades que tiene el té negro, su consumo excesivo o el desconocimiento de sus componentes principales puede resultar contraindicado para algunas personas, ocasionando desagradables efectos secundarios. Es importante resaltar, que para que el consumo de esta bebida no represente ningún riesgo para nuestra salud se ingieran un aproximado de 2 a 3 tazas diarias.

Cafeína y teína

Estas sustancias estimulantes pueden ser beneficiosas para algunas personas, sin embargo no es el caso de aquellos que tienen problemas de hipertensión pues un exceso en el consumo (más de 5 tazas al día) de esta infusión puede desencadenarles arritmias, alteraciones en el sistema nervioso, dolor de cabeza, vómitos, mareos, temblores, irritabilidad, ardores estomacales y convulsiones. Igualmente, está contraindicado para mujeres embarazadas, en periodo de lactancia y aquellas personas sensibles la cafeína o teína como el te de tila.

Desmineralizante

Debido a su propiedad diurética un exceso en el consumo de este té puede generar pérdida de electrolitos, calambres y la disminución de los niveles de potasio y sodio en nuestro cuerpo.

Efecto astringente

Para aquellas personas que sufren problemas estomacales, estreñimiento o colon irritable es recomendable la moderación en el consumo de este tipo de té puesto que la presencia de componentes como los taninos (poderoso astringente) desencadenan diferentes complicaciones digestivas, estreñimiento, resequedad intestinal, deficiencia de hierro y sodio.

Vigilia

Al ser una bebida que estimula el cerebro y el sistema nervioso contribuye al estado de vigilia por lo que no se recomienda para aquellas personas que sufren trastornos del sueño como el insomnio al igual que consumir el te de manzanilla, te de muicle y te de canela.

te negro

VARIEDADES DE TÉ NEGRO

Además de las múltiples bondades que aporta para nuestra salud el consumo regular de esta bebida, resaltan otros aspectos como su popularidad alrededor del mundo y su versatilidad. Entre las variedades que podemos encontrar destacan:

Earl Grey: se distingue por su aroma cítrico producto de la mezcla con aceite de bergamota.

Lapsang souchong: este té chino se caracteriza por su fuerte aroma, derivado del secado en hornos de pino.

English Breakfast: se trata de un robusto té al que suele agregársele leche o crema y azúcar. A pesar de su fuerte sabor contiene una cantidad moderada de cafeína.

Darjeeling: proveniente de una región del oeste de la India esta infusión generalmente se toma con leche o limón. Su sabor es fuerte.

Dian Hong: es popular por ser un té negro malteado originario de la provincia de Yunnan en China.

Vietnamita: es una variedad bastante económica que destaca por su fuerte sabor y dulce aroma.

Ying de hong: es una variedad muy exclusiva y se caracteriza por su sabor entre dulce y picante.

Keemun: es de sabor suave, con matices de madera y un aroma más intenso, en comparación con otros tés. Es uno de los más famosos en China.

Ceylon: este té hindú destaca por ser uno de los más finos del mundo. Posee un color intenso, un aroma cítrico penetrante, un sabor fuerte y un mayor contenido de cafeína, en comparación con otros.

¿CÓMO PREPARAR EL TÉ NEGRO?

Preparar y disfrutar esta bebida no representa una mayor dificultad, solo es cuestión de respetar los tiempos de preparación y los procedimientos. Lo ideal es utilizar una cucharadita de té negro por taza, prepararlo con agua hirviendo para luego de dejar reposar el mismo 3 a 4 minutos. En el caso que se desee añadir otros ingredientes como la leche o el limón lo más recomendable es esperar entre 4 o 5 minutos. Igualmente existe quienes prefieren verterlos en jarras, añadir frutas o hierbas para luego consumirlo bien frío.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!