Para Que Sirve el Té de Limón?

para que sirve el te de limon

Seguramente en más de una ocasión nuestra abuela nos ha recomendado beber una taza de té de limón; basadas en su amplio conocimiento empírico, para aliviar algún dolor o malestar físico, lo creas o no esta sencilla bebida puede aportar numerosos beneficios a nuestra salud que van más allá de combatir la gripe o el resfriado común. Lo mejor de todo es que este remedio es económico, refrescante, nutritivo, relajante y muy versátil, ya que para elaborarlo puedes utilizar el zumo, las hojas y el vástago, otros ingredientes naturales y beberlo frío o caliente.

Propiedades nutricionales del Té de limón

El limón es una de las frutas cítricas con mayor número de sustancias nutricionales, las cuales se distribuyen a lo largo de toda la planta haciendo que cada parte pueda ser utilizada como ingrediente para la elaboración de una bebida que aporte grandes beneficios a nuestra salud.

El fruto en sí, contiene vitamina C, B, A y E, hierro, zinc, fósforo, calcio, manganeso, potasio, cobre y magnesio, mientras que en la cáscara podemos encontrar ácido cítrico, málico y fórmico, pectinas, citronela, betacarotenos, felandreno, entre otras sustancias. Las hojas por su parte se caracterizan por su moderado nivel de cafeína, que sirve como estimulante del sistema nervioso central y que también podemos encontrar en otras bebidas como el té negro, té de canela o el café.

Todo este importante conjunto de vitaminas, minerales y otros compuestos hacen del té de limón una bebida con propiedades: antioxidantes, antinflamatorias, hidratantes, antibacterianas, expectorantes, diuréticas, cicatrizantes, antibióticas, antisépticas, astringentes y antifúngica.

Las cualidades de esta infusión pueden incrementarse si además le añadimos otros ingredientes como: miel, jengibre, menta, stevia, cáscara de naranja, canela, aloe vera, etc.

para que sirve el te de limon2

Beneficios de tomar té de limón

El té de limón suele tomarse en las mañanas, después del almuerzo o justo cuando aparece algún tipo de malestar, acompañado de algún endulzante que además puede aportarle otras virtudes. A continuación te ofrecemos una lista de detallada de los beneficios del consumo de esta infusión para que no pierdas la oportunidad de incluirla en tu rutina diaria:

  • Favorece la digestión y reduce la acidez si se consume luego de cada comida.
  • Alivia el dolor de cabeza, cuando este es producido por el estrés.
  • Sirve como un tratamiento para enfermedades cardiovasculares.
  • Ayuda a combatir células cancerígenas, mantiene bajo control la actividad negativa de los radicales libres y previene el envejecimiento prematuro gracias a su gran cantidad de antioxidantes.
  • Previene la gripe y los resfriados.
  • Proporciona al cuerpo una dosis alta de calcio lo que fortalece los huesos.
  • Oxigena, purifica y alcaliniza la sangre.
  • Ayuda a incrementar la producción de enzimas en el cuerpo, lo que favorece al hígado.
  • Combate el mal aliento y ayuda a blanquear los dientes.
  • Fortalece el sistema inmunológico.
  • Contribuye a aliviar la inflamación abdominal y expulsar gases.
  • Mantiene al sistema respiratorio en buen estado, combatiendo infecciones, flemas, asma, congestión y otras complicaciones respiratorias.
  • Al ser aplicado en pequeñas cortadas, llagas o rozaduras puede ayudar a prevenir infecciones y mejorar la cura de estas heridas.
  • La presencia de fotoquímicos hacen de esta bebida un gran aliado para combatir diferentes enfermedades: cáncer, osteoporosis, problemas cardiovasculares, etc.
  • Evita la retención de líquidos.
  • Disminuye la presión arterial.
  • Contribuye notablemente con la salud cardiovascular al impedir la coagulación de la sangre y reduciendo lípidos e inflamaciones.
  • Activa nuestro metabolismo.
  • Elimina bacterias e impurezas que pueden ocasionar acné.
  • Favorece la pérdida de peso y grasa corporal.
  • Alivia dolores estomacales y menstruales.
  • Actúa como sedante y calma los nervios.
  • Funciona como astringente.
  • Acompañado de miel puede ayudarnos a conciliar el sueño.
  • Su alto contenido de antioxidantes previene la aparición de enfermedades degenerativas: cataratas o ceguera.
  • Desintoxica nuestro cuerpo al eliminar toxinas y otros residuos que pueden poner en riesgo nuestra salud.

Cómo preparar un buen té de limón

Elaborar té de limón para comenzar a disfrutar de sus múltiples beneficios es muy sencillo, solo necesitas hervir la cantidad de agua que desees para luego añadirle gotas de limón al gusto o preparar otros tipos de té y colocarle la cantidad de limón que desees. Para endulzarlo puedes usar miel, azúcar, stevia o algún edulcorante.

En el caso de querer un té con las hojas de limón o la cáscara solo deberás hervir el agua junto a cualquiera de estos, dejar reposar, agregar un poco de zumo y endulzar al gusto. Para potenciar el sabor de estas bebidas o sus propiedades puedes agregar otros ingredientes.

Esta poderosa infusión puedes consumirla dos veces al día o un litro cada dos días aproximadamente, fría o caliente. A continuación algunos ejemplos:

  • Desintoxicar el organismo: toma una taza de té de limón, cáscara u hojas en ayuna y espera media hora para luego desayunar.
  • Mejorar la digestión: una taza después del almuerzo.
  • Perder peso: una taza en ayunas y otra taza antes de dormir cada dos días. Acompañado de una dieta sana, variada y algo de ejercicio para garantizar las pérdida de grasa y de toxinas.
  • Reforzar las defensas: una o dos tazas diarias.

Para que sirve el té de limón? 3

Contraindicaciones del té de limón

El consumo excesivo o por largos y continuos períodos de tiempo del té de limón puede desencadenar una serie de efectos secundarios desagradables como: diarreas, vómitos, dolores abdominales, lesiones en la mucosa gástrica, descalcificación de los dientes, náuseas, ardor estomacal, erosión de los dientes y en algunos caso una fuerte deshidratación producto de su potente propiedad diurética. Te puede interesar leer Para que sirve el Té Rojo, Para que sirve el Té Blanco, Para que sirve el Té de Tila

El té de limón está contraindicado para aquellas personas que padezcan las siguientes enfermedades o complicaciones: anemia, raquitismo, estreñimiento crónico, dismenorrea, acidosis, llagas en la boca o la garganta, grietas en la lengua, fragilidad ósea, desmineralización, prostatitis, neurastenia, uretritis y enfermedades artríticas o reumáticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!