Para Qué Sirve El Radiador?

El radiador es una pieza esencial para mantener una correcta refrigeración del sistema en un automóvil. Cada vez que el vehículo está en movimiento, cientos de piezas metálicas comienzan a generar fricción, por lo que la temperatura incrementa y genera un exceso de calor. El radiador se encarga de prevenir que el motor sufra de sobrecalentamiento y pueda operar al máximo rendimiento.

Esta pieza, la cual se ubica delante del motor, tiene como objetivo enfriar el agua que circula y pasa por el motor, así como también de extraer el agua que es expulsada por el mismo sistema. De esta forma, el líquido se distribuye y, con la ayuda del aire exterior, es capaz de reducir la temperatura.

Cómo Funciona El Radiador?

Normalmente, los radiadores están compuestos por una serie de tubos de cobre que están ubicados en los paralelos del radiador, guardando espacio entre cada uno. Estos tubos cuentan con un sistema de aletas, por los cuales se disipa el calor que emite el motor.

A través de estos tubos (o haces) circula el líquido refrigerante, un elemento vital para que el radiador cumpla con su funcionamiento de forma correcta. Es sumamente importante resaltar que, para que todo se desenvuelva adecuadamente, es necesario tener el nivel de refrigerante al tope, y cambiarlo al menos una vez al año.

Los tubos del radiador se encargan de recibir el líquido refrigerante caliente que expulsa el motor, y posteriormente pasa a enfriarse gracias al aire exterior que entra por medio del ventilador, a través del sistema de aletas. Seguidamente, el refrigerante regresa al punto de inicio, con la ayuda del tanque inferior del radiador.

Si en algún momento el nivel de refrigerante está bajo, puedes combinar agua con refrigerante para completar lo que haga falta. Se recomienda utilizar el agua proveniente de los aires acondicionados caseros, en lugar del agua común.

Tipos De Radiadores

En el mercado se pueden encontrar dos clases de radiadores. Estos son: De circuito abierto y de circuito cerrado.

  • Radiadores de circuito abierto: En el radiador se encuentra incorporado un tapón de llenado. La función de esta pieza la de apartar la evaporación del refrigerante desde el interior hacia el exterior. Con este proceso, se consigue disminuir la temperatura, sin embargo; consume más líquido de lo normal y debe reponerse con más frecuencia.
  • Radiadores de circuito cerrado: Esta clase de radiador puede o no contar con el tapón de llenado. No obstante, su particularidad es que cuenta con un tanque externo; lugar donde pasan a condensarse todos los vapores del radiador. En la actualidad, son el tipo de radiador más común, pues cumple con su función y no baja tan rápido el nivel del líquido refrigerante.

Cómo Comprobar El Nivel Del Refrigerante?

En el tablero de los automóviles, se encuentran los indicadores de la gasolina, del aceite y la temperatura del motor. Por medio de este último se puede conocer si el nivel del refrigerante está bajo, dado que el motor se calentará más rápido. Normalmente, suele encenderse una luz de aviso cuando esto sucede.

Antes de comprobar el nivel del refrigerante, es necesario que el motor esté frío, pues por el contrario, el vapor caliente podría quemarte. Asimismo, el nivel del refrigerante nunca debe sobrepasar la marca máxima del tanque de reserva. Si sólo ha bajado un poco, puedes completarlo con agua.

Averías Frecuentes                                                                

Para que el radiador funcione correctamente, es necesario mantenerlo limpio y sin suciedad acumulada. Normalmente, las fallas o problemas más comunes en los radiadores son:

  • Fugas de agua ubicadas en las juntas o tubos, que pueden generar el sobrecalentamiento del motor.
  • Pérdida de la hermeticidad, que pone en riesgo al motor.

También puedes leer: Para Qué Sirve El GPS, Para Qué Sirve La  Tecnología y Para Que Sirve AutoCad?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!