Para Que Sirve El Propoleo?

Para Que Sirve El Propoleo

El propoleo, también conocido como própolis o propóleos, es una sustancia resinosa, pegajosa y comúnmente de color marrón oscuro, que producen las abejas a partir de las yemas de los árboles y las flores para usarlo como una especie de sellador de huecos, que además en algunas ocasiones es mezclado con cera para así poder barnizar el interior de la colmena. Esta sustancia le permite a las abejas hacer más hermética las paredes de sus colmenas y así protegerse de que la misma sea atacada por hongos, virus, bacterias, entre otros.

Para obtener esta sustancia protectora, las abejas suelen valerse de la resina de algunas flores y la yema de árboles como: el roble, los abedules, álamos, pinos, abetos, encinas o alerces. Dependiendo de las fuentes de resina que hayan usado las abejas, el color del propóleo va a cambiar, pudiendo encontrarse rojo, verde, blanco, negro, amarillo claro y marrón, el color más común.

Obtención del propoleo

El procedimiento para crear esta sustancia pegajosa inicia cuando algunas abejas obreras se introducen en la boca distintas sustancias vegetales; mencionadas anteriormente, para luego deshacerlas, mezclarlas con su saliva y con cera, y así obtener lo que conocemos como propoleo.

Una vez listo, estas mismas abejas se encargan se transportar la sustancia resinosa enganchada a sus patas traseras, para llevarlas hasta la colmena.

Características del propoleo

El aspecto del propóleo va a depender de diferentes factores, en cuanto al color los tipos de vegetales y materiales que las abejas usen va a determinar esta característica, mientras que en el caso de la textura, la temperatura será el elemento que determine si se tiene una sustancia pegajosa, gomosa, líquida o quebradiza.

En cuanto a la cantidad de propoleo que podemos obtener de un panal, es interesante destacar que el número es realmente bajo, teniendo en cuenta que son muy pocas las abejas que se dedican precisamente a esta labor, por lo que normalmente se estima que de una colonia de abejas se puede obtener en promedio, unos 50 o hasta 500 gramos anuales.

Para Que Sirve El Propoleo2

¿De qué se compone el propoleo?

Esta sustancia viscosa de alto valor medicinal está compuesta por al menos 250 sustancias diferentes y 50 principios biológicamente activos, de allí que resulte tan beneficiosa para la salud de nuestro cuerpo. El propóleo está compuesto por:

  • Un 50% de resina y bálsamo.
  • 30% de cera.
  • 5% de polen.
  • 10% aceites esenciales y volátiles.
  • 5% materiales orgánicos y minerales.
  • Flavanoides, vitamina B3, azúcares, hierro, zinc, ácidos grasos, prolina, arginina, cetonas, lactonas, ácido fenólico, ácido cafeico, entre otros.

Propiedades del propoleo

Se ha demostrado de manera científica que el propoleo tiene propiedades medicinales, podemos reconocer algunas como del tipo antibiótico (bacteriano y fungicida), además posee beneficios como cicatrizante, antiinflamatorio, antialérgico, inmunoestimulante, analgésico, digstivo, revitalizante, regenerativo, hipotensor, epitelizante, antiviral, anticancerígeno e incluso anestésico.

Usos del propoleo

Entre los usos que se le da al propóleo destaca el de medicina natural, siendo útil para tratar ciertas afecciones de las vías respiratorias, como por ejemplo los catarros, la sinusitis, la gripe, otitis, asma, neumonía, influencia, bronquitis, laringitis, y algunas enfermedades de la piel, como los forúnculos, verrugas, eczemas, etc.

Así mismo se usa para estimular el sistema inmunológico, prevenir las caries, mejorar el sistema circulatorio, regular la tensión, prevenir parásitos, entre muchos otros.

¿Cómo conseguimos el propoleo?

El propóleos o própolis, podemos encontrarlo en el mercado en las siguientes presentaciones:

  • Inyecciones: usadas para la investigación animal
  • Procesada mezclada con otros productos: disuelto en etanol o como ingrediente de diferentes productos cosméticos, tabletas, productos alimenticios, entre otros.
  • Sin procesar: se puede conseguir en trozos, cápsulas o en polvo.
  • Procesada: con solvente líquido inofensivo para nuestro organismo, generalmente se usa el etanol, aunque también podemos encontrarlo sin solvente.

Para que sirve el propoleo?3

Beneficios del propoleo

Puede ayudarnos a tener una mejor regulación del apetito, las ulceras pueden ser regeneradas y también sabemos que se le considera como un protector hepático muy bueno. Por el simple hecho de ser una especie de antibiótico natural, nos ayuda a que tengamos la posibilidad de prevenir todo tipo de enfermedades respiratorias, e incluso a que podamos recuperarnos de todas ellas cuando ya nos han atacado.

También ofrece grandes beneficios para nuestro aparato circulatorio, se le considera como un excelente vasodilatador y también hipotensor, la fragilidad capilar se ve disminuida, colabora para inhibir la oxidación del colesterol, y también nos ayuda considerablemente a poder tener una presión arterial normal.

Con respecto a la piel, también tiene su aporte, se le considera como cicatrizante y desinfectante, de hecho es todo un antiinflamatorio natural, debe de emplearse también cuando tenemos problemas en la piel y así lo utilizamos como un fungicida. También colabora con la salud de nuestra boca, esto a través de la estimulación del esmalte dental, es decir que permite que se genere una mayor cantidad de este, puede también impedir la formación de caries y de la placa bacteriana, y además ayuda para la curación de aftas bucales.

Advertencias y precauciones del propoleo

  • Antes de usar esta sustancia con fines medicinales consulte con su médico. A pesar de que no se tienen mayores registros de toxicidad, la aplicación o uso de propóleo debe hacerse con sumo cuidado, sobre todo en aquellas personas intolerantes o alérgicas a las abejas y los productos que se derivan de ellas.
  • Si tiene trozos de esta sustancia guárdela en frascos herméticos, lejos de la luz y a una temperatura superior a los 10ºC y 12º.
  • El consumo de propóleos puede desencadenar efectos secundarios como: irritaciones en la boca, diarreas, malestar estomacal, alergias y erupciones en la piel.
  • Su uso o consumo está contraindicado para mujeres embarazadas, en periodo de lactancia, personas con asma bronquial alérgica y diabéticos (si está mezclado con miel o eucalipto).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!