Para Que Sirve el Polen?

El polen, que en su etimología procede del latín «pollen» el cual significa «polvillo muy fino», es una sustancia formada por pequeñísimos granos o semillas producidas por los estambres, que son las partes masculinas de las flores, y las abejas recolectan para almacenar en sus panales de cera.

Luce como polvo amarillo cuando se encuentra en las flores, sin embargo, no puede observarse una vez disperso en el aire. En el transcurso de la primavera, el verano y el otoño, el polen es liberado en el viento y llevado por la brisa hacia otros lugares para que puedan fertilizar otras plantas de la misma especie.

¿De Qué Está Compuesto El Polen?

Al ser múltiples las flores productoras de polen, la composición exacta de los nutrientes en cada grano puede variar ligeramente según la flora de la que procede. Entre ellas podemos mencionar:

  • Minerales, tales como; fósforo, magnesio, calcio, potasio y silicio.
  • Proteínas, en su mayoría aminoácidos como cistina y ácido glutámico, entre muchas otras.
  • Hidratos de carbono, en su mayoría azúcares simples como; fructosa, glucosa y sacarosa.
  • Lípidos.
  • Almidón.
  • Vitaminas A, C, K, incluso alguna pequeña cantidad de B12.

Todo esto caracteriza al polen no solo por suministrar un aporte importante de nutrientes beneficiosos para las abejas, sino, de igual forma para nuestro organismo.

Polen Para El Consumo De Los Seres Humanos.

Al ser un alimento muy abundante en cuanto a la gran variedad de nutrientes que lo conforman, nuestro organismo puede asimilar perfectamente por lo que se aprovecha al máximo de sus propiedades buenas para nuestra dieta.

El Polen Y Sus Virtudes.

Los apicultores, aquellos encargados de la crianza de las abejas, recolectan el polen por medio de una pequeña trampa que se localiza en la entrada de la colmena, de esta manera se logra recoger el polvo de su pequeñas patas cuando las abejas obreras entran.

El polen está constituido por gránulos, de cada uno de esos gránulos sale el polen seco, para luego deshidratarlo, siendo esta la forma más común en la cual se comercializa como producto para consumo humano.

Resulta muy útil para:

  1. Problemas de la piel como el acné, probablemente se deba a su acción equilibradora sobre el sistema hormonal.
  2. Anemia, ya que acrecienta la producción de glóbulos rojos y hemoglobina pues entre su composición podemos encontrar vitamina B.
  3. Sistema digestivo, se le atribuye el logro de corregir el estreñimiento pues mejora la digestión y normaliza las funciones intestinales.
  4. Apatía y/o cansancio, por los hidratos de carbono que contiene convirtiéndolo en un buen energizante.

¿Cómo Se Consume El Polen?

Se sugiere tomar/comer en ayunas, el tratamiento estándar se basa en una dosis de 20 gramos por día, que equivaldría a una cucharadita pequeña de café a tres para adultos, y la mitad de esto para niños entre 6 a 12 años, con una duración de 1 a 3 meses.

Una idea de consumo es agregar los gránulos de polen a los batidos,  frutas, yogurt, ensaladas o cereales.

El Polen Como Alérgeno.

Los gránulos de polen en su interior contienen proteínas que, una vez inhaladas, pueden provocar reacciones alérgicas como picor en los ojos, rinitis y estornudos, así como desencadenar cuadros sintomáticos de asma.

Aunque el polen que provoca la mayoría alergias son aquellas provenientes del pasto, los árboles y las malezas. Es necesario tenerlo en cuenta y se recomienda realizar una prueba de alergia previamente al consumo del polen.

Las pruebas cutáneas que realizan los especialistas alergólogos permiten un diagnóstico preciso para que las personas puedan reconocer el tipo de polen al que son sensibles.

También puedes leer: Para Qué Sirve Uber?, Para Qué Sirve Tinder?  y Para Qué Sirve Twitter?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!