Para Que Sirve El Levofloxacino?

Para Que Sirve El Levofloxacino

El levofloxacino es un compuesto que se utiliza en caso de sufrir infecciones urinarias agudas, pielonefritis, prostatitis bacteriana crónica, cistitis no complicada y ántrax por inhalación. También puede ser indicado en casos de sinusitis bacteriana aguda, exacerbación aguda de bronquitis crónica, neumonía adquirida en comunidad, infección grave en la piel y tejido blanco, pero sólo si los antibacterianos recomendados para estos cuadros no son eficientes en el paciente.

Indicaciones del levofloxacino

El complemento es por vía oral, aunque la vía intravenosa también puede ser una buena opción para concluir el tratamiento de aquellos pacientes que hayan reaccionado bien al levofloxacino. Es recomendable tener en cuenta el uso de antibacterianos antes de pensar en este medicamento. Tal vez te interese saber para que sirve la penicilina.

Posología del levofloxacino

Según el cuadro que presente el paciente, es la dosis adecuada para tratarlo. Si el caso es de sinusitis bacteriana aguda, la indicación adecuada es de 500 mg, una vez al día y por vía oral, durante 10 o 14 días. En caso de exacerbación aguda de bronquitis crónica, la recomendación es de 500 mg, una vez al día, por vía oral, entre siete y diez días.

Un cuadro de neumonía adquirida en comunidad es tratada con 500 mg una o dos veces al día, por vía oral o perfusión IV lenta, durante una o dos semanas. La pielonefritis se trata con 500 mg al día, por vía oral o perfusión IV lenta, durante 7 a diez días. En el caso de sufrir infección urinaria no complicada, también llamada cistitis, se trata con 250 mg al día, de forma oral durante tres días. Sin embargo, si la infección urinaria que se presenta es complicada, el tratamiento es de 500 mg diarios por vía oral o perfusión IV lenta, durante una o dos semanas. Si el cuadro es de prostariris bacteriana, se debe indicar 500 mg una vez al día, durante 28 días, vía oral o perfusión IV lenta.

Las infecciones complicadas de la piel y los tejidos blandos, se combaten con 500 mg diarios por vía oral, o 500 mg cada 12 horas orales o por perfusión IV lenta, durante una o dos semanas. Si el paciente presenta ántrax por inhalación, lo más prudente es indicarle 500 mg por día, vía oral o por perfusión IV lenta, durante 8 semanas de tratamiento. Si la elección para tratar el paciente es la perfusión, se debe asegurar de que sea lenta, es decir, que corra 250 mg cada 30 minutos.

Levofloxacino

Contraindicaciones del levofloxacino

Se encuentra contraindicado a personas con hipersensibilidad al levofloxacino u otras quinolonas, a quienes sufren episodios de epilepsia, a quienes posean antecedente de trastornos del tendón relacionado con fluoroquinolonas.

El levofloxacino es un componente desarrollado para el uso de adultos, por lo que está contraindicado para niños y adolescentes en desarrollo. Además es contraproducente el uso en embarazadas y mujeres en período de lactancia.

Advertencias y precauciones a tener en cuenta con el levofloxacino

Se debe tener en cuenta que si el paciente cuenta con resistencia a meticilina, seguramente la tendrá al levofloxacino. En caso de contar con una predisposición a las convulsiones, indicar un complemento que logre disminuir las posibilidades.

Si el paciente presenta riesgo de colitis pseudomembranosa, se recomienda suspender el tratamiento de inmediato. Otra de las posibilidades es que en mayores de 60 años se presente tendinitis o rotura de tendones. Sobre todo en aquellos pacientes que ingieren 1000 mg diarios. El medicamento puede provocar reacciones graves en la piel, hemorragias e aumento de pruebas de coagulación en tratados con antagonistas, en este caso es altamente recomendable que se realice un control minucioso sobre el paciente, al igual que en pacientes diabéticos, ya que puede llevar a hiper o hipoglicemia. Puede tener reacciones psicóticas en pacientes con antecedentes de este tipo y sobreinfección por micoorganismos sensibles. Puede interesarte conocer más sobre para que sirve la nimesulida.

Es necesario controlar la salud ocular durante el tratamiento, al igual que evitar la exposición a los rayos ultravioletas. Pueden presentarse casos de necrosis hepática hasta llegar a insuficiencia hepática fulminante. Es imprescindible controlar que se cumpla el tiempo de perfusión indicado y evitar la caída brusca de la presión sanguínea.

El levofloxacino durante el embarazo y la lactancia

Hasta el día de la fecha no se han realizado pruebas en humanos; sin embargo, sí en animales. Éstas no demostraron la existencia de algún efecto secundario en el feto o el bebé por el uso del medicamento, pero aún se cree que no es recomendable utilizarlo en estos períodos. Se considera un medicamento contraindicado por el riesgo de lesión en cartílagos, siendo que la madre debe soportar el peso de un niño en desarrollo.

Durante la lactancia también se encuentra contraindicado el uso de levofloxacino, ya que la información sobre sus efectos se desconocen y se corre el riesgo de que el medicamento se transmita al bebé a través de la leche materna. Puede interesarte saber para que sirve la progesterona.

Según los estudios realizados, no se han detectado efectos del levofloxacino sobre la fertilidad del paciente, por lo que no se cree que tenga efectos contraproducentes.

El Levofloxacino

Efectos secundarios del levofloxacino

El levofloxacino puede provocar algunos efectos secundarios en el paciente. Alguno de ellos son la cefalea, mareos, náuseas, diarrea, vómitos, la elevación de las enzimas hepáticas. Además, a quienes se le proporcione el medicamento vía perfusión, puede provocar flebitis en el sitio de empleo.

  • Efectos en la capacidad de conducir: No es recomendable manejar para aquellas personas que se encuentren bajo los efectos de este medicamento, ya que algunas de las reacciones adversas son mareos y vértigo, somnolencia y alteraciones visuales. De esta manera, se verían afectadas las condiciones de reacción que se necesitan ante el volante y la concentración se perdería fácilmente. Puede que quieras saber para que sirve el benzonatato.

Sobredosis con levofloxacino

Si el paciente sufre una sobredosis de levofloxacino, seguramente se encontrará confundido y mareado, presentará alteración de la conciencia y crisis convulsiva, se aumentará el intervalo QT y las alteraciones gastrointestinales, tendrá náuseas y erosiones de la mucosa.

Los múltiples síntomas se han detectado por pruebas en animales en su mayoría y sólo algunas en humanos. Por esta razón, todo conocimiento sobre una sobredosis debe estar sujeta a otras opciones.

En caso de padecer una sobredosis, se debe implementar un tratamiento sintomático, por lo tanto es imprescindible que se solicite la presencia de emergencia médica inmediata, donde se encuentre el paciente para poder ocuparse de él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!