Para Que Sirve El Ciprofloxacino?

Para Que Sirve el Ciprofloxacino?

El Ciprofloxacino; también conocido como Ciprofloxacina o Cipro, es un antibiótico de amplio espectro perteneciente al grupo de fluoroquinolonas que se usa como tratamiento para combatir diferentes tipos de infecciones causadas por bacterias de tipo Grampositivo y Gramnegativo. El mecanismo de acción de este medicamento consiste en detener la replicación bacterial del ADN mediante la unión con una enzima especifica denominada ADN Girasa; una de las topoisomerasas, dejando la bacteria completamente inhabilitada para dividirse y muriendo, evitando de esta manera que pueda proliferar. Al ser un antibiótico tan fuerte solo se receta cuando otros antibióticos han resultados ineficaces.

Este fármaco está disponible en el mercado en 4 presentaciones básicas de diferentes potencias: suspensión oral, forma tópica, envases de 10 comprimidos de 250mg o 500mg y de forma inyectable en envases de un frasco/ampolla de  200 mg/100 m, solo se vende con récipe médico. La dosis y la duración del tratamiento con ciprofloxacino; al igual que con otros medicamentos, va a depender de la gravedad o el tipo de infección que se tenga.

El Ciprofloxacino se prescribe para tratar las siguientes complicaciones:

  • Profilaxis de ántrax
  • Peste como arma biológica
  • Diarrea del viajero
  • Infecciones respiratorias: neumonía, bronquitis, empiema, bronconeumonía, tuberculosis y bronquiectasia.
  • Infecciones otorrinolaringológicas: sinusitis, otitis, faringitis, etc.
  • Infecciones gastrointestinales: enteritis, escherichia coli, salmonella, gastroenteritis bacteriana, entre otras.
  • Infecciones en los huesos y articulaciones: osteomielitis, artritis séptica, etc.
  • Infecciones en la piel y los tejidos blandos: úlceras y quemaduras infectadas.
  • Infecciones en las vías urinarias: cistitis, uretritis, pielonefritis, prostatitis, gonorrea, anexitis, blenorragia  y epididimitis.
  • Infecciones pélvicas: endometritis, salpingitis.
  • Infecciones de las vías biliares: empiema de vesícula biliar, colecistitis, colangitis, entre otros.
  • Infecciones intraabdominales: abcesos, peritonitis, etc.
  • Infecciones sistémicas graves: bacteriemia, septicemia.

POSOLOGÍA Y VÍAS DE ADMINISTRACIÓN DEL CIPROFLOXACINO

Tanto la dosis como la duración del tratamiento van a depender de la severidad de la infección, la edad y la condición del paciente. Sin embargo, el tratamiento normalmente suele prescribirse de 7 a 14 días o de 4 a 6 semanas si se trata de infecciones articulares, prostáticas y óseas. Es sumamente importante que al usar ciprofloxacino se respeten las dosis, los horarios y la duración que ha indicado su médico ya que de interrumpir o no terminar con el medicamento se corre el riesgo de disminuir su efectividad o aumentar las posibilidades de que la bacteria se vuelva inmune a los efectos del mismo. A continuación ofrecemos algunos ejemplos de enfermedades y la posología para adultos:

Neumonía: 400 mg cada doce horas por vía intravenosa.

Osteomielitis: dependiendo de su gravedad podrían indicarse de 500mg a 750mg por vía oral por un período de entre 4 y 6 semanas.

Sinusitis: 500 mg vía oral cada doce horas por 10 días.

Infecciones del tracto urinario: de 200 a 500 mg dos veces al día vía oral o 400mg cada doce horas vía intravenosa.

Diarrea infecciosa: 500mg cada doce horas de 5 a 7 días.

Infección por carbunco (ántrax): 500mg vía oral cada doce horas por 60 días.

Bronquitis: según sea su severidad podrían prescribirse dosis de 500mg a 750mg vía oral cada doce horas por un periodo de 7 a 14 días.

Chancro: 500 mg vía oral cada doce horas por 3 días.

Salmonella Gastroenteritis: 500 mg por vía oral cada 12 horas por 5 a 14 días, dependiendo de la recurrencia.

Infección  infraabdominal: 400 o 500 mg por vía oral o intravenosa cada doce horas por 7 a 14 días, en combinación metronidazol.

Para Que Sirve el Ciprofloxacino? 2

ADVERTENCIAS Y PRECAUCIONES SOBRE EL CIPROFLOXACINO

Una vez que su médico le ha prescito este fármaco usted debe tener en cuenta ciertos factores antes, durante y después del tratamiento:

  • Al igual que con cualquier otro medicamento, deberá mantenerlo fuera del alcance de los niños.
  • Culmine el tratamiento que le ha indicado su doctor aunque presente mejoría. El ciprofloxacino debe tomarse hasta después de 3 días de la desaparición de los síntomas.
  • Notifique a su médico si es alérgico a este principio activo, a la fluoroquinolona o a otros derivados de la quinolona (cinoxacino, ofloxacin, gemifloxacin, levofloxacin, entre otras).
  • Indíquele a su doctor si usted padece alguna de estas enfermedades o complicaciones: epilepsia, convulsiones, niveles bajos de potasio en la sangre, diabetes, trastorno del ritmo cardíaco, enfermedad del riñón o recibe diálisis, enfermedad del hígado, debilidad muscular, artritis, trombosis, hemorragia cerebral, miastenia grave, dificultad para tragar pastillas, dificultad respiratoria, reacciones alérgicas a los antibióticos, historia personal o familiar del síndrome de QT largo y tumor cerebral. En caso de padecer alguna es probable que se debe modificar la dosis o suspender el tratamiento con este antibiótico.
  • El ciprofloxacino no cura infecciones virales como la gripe o el resfriado.
  • Dígale a su médico si usted considera que dicho fármaco es muy fuerte o excesivamente débil para usted.
  • Evite la exposición solar o la luz ultravioleta ya que el consumo de este medicamento podría hacer su piel más sensible.
  • Aunque este medicamento se puede ingerir con las comidas o fuera de ellas, evite tomarlo con: café, productos lácteos (yogur o leche) o jugos fortificados con calcio.
  • Evite el consumo de antiácidos, didanosina, vitaminas o suplementos minerales (calcio, zin o hierro) y sucralfato ya que lo mismo pueden reducir o hacer al ciprofloxacino menos eficaz.
  • Durante el tratamiento con este fármaco no ingiera bebidas alcohólicas.
  • Si usted realiza alguna actividad que demande un cierto estado de alerta, conduce un vehículo u opera maquinaria pesada debe tener cuidado ya que este medicamento puede reducir su capacidad de reacción.
  • Si usted se encuentra embarazada o etapa de lactancia no tome el fármaco sin antes consultar con su médico. El ciprofloxacino puede excretarse con la leche materna y puede ocasionarle daños al bebé.
  • Notifique a su doctor cada uno de los medicamentos o suplementos que está tomando ya que se pueden presentar interacciones con: tizanidina, esteroides, fenitoína, ropinirol, duloxetina, la hierba de San Juan, diuréticos, disopyramide, dofetilide, dronedarone, procainamide, diclofenac, indomethacin, warfarina, entre otros.
  • Mientras se encuentre bajo tratamiento con este antibiótico procure mantenerse bien hidratado y tomar el mismo con un vaso lleno de agua. De esta forma evita la alcalinización de la orina y reduce el riesgo de cristaluria.

Para que sirve el ciprofloxacino 3

EFECTOS SECUNDARIOS DEL CIPROFLOXACINO

A pesar de que este fármaco suele ser bien tolerado por nuestro organismo se pueden presentar casos de: diarrea, náuseas, dolor de cabeza, secreción o picazón vaginal, alteración nerviosa, hinchazón o ruptura de un tendón, dificultad para respirar, aumento del ritmo cardíaco, ronquera, convulsiones, dolores estomacales, fiebre, orina oscura, ansiedad, depresión, acidez estomacal, insomnio, hinchazón de cualquier parte del cuerpo, moretones, paranoia, debilidad muscular, temblores, entre otros.

Sin importar cuál de estos síntomas presente; o la intensidad de los mismos, durante la administración de ciprofloxacino comuníquese con su médico tratante lo más pronto posible. También te puede interesar leer para que sirve la buscapina y para que sirve la cetirizina.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!