Para Que Sirve El Acido Ascorbico?

Para Que Sirve El Acido Ascorbico

El ácido ascórbico o también llamado vitamina C,  pertenece al grupo de las hidrosolubles, al igual que la vitamina B. Cumple con el mantenimiento de huesos, dientes y vasos sanguíneos, ya que cuenta con la propiedad de favorecer la formación y el mantenimiento del colágeno. Además, la vitamina C ayuda a proteger de la oxidación a la vitamina A, a la vitamina E y a algunos compuestos del complejo B. Ayuda a evitar las infecciones, es antitóxica y es sumamente útil para lograr una buena absorción del hierro no hémico en el organismo.

El cuerpo humano es incapaz de sintetizar el ácido ascórbico por sí mismo, por eso debe ser consumido desde los alimentos que lo proporcionan naturalmente, como los vegetales verdes, las frutas cítricas y las papas. Asimismo, el organismo de los animales cuenta con la misma dificultad que los humanos y por esa razón, no existe alimento animal que contenga vitamina C.

La vitamina C tiene origen vegetal y dado que el organismo humano no puede absorberla por sí solo, se debe ingerir directamente de las frutas y verduras que la contengan. Básicamente, se trata de la mayoría de ellas.

Se pueden destacar como las mayores fuentes de vitamina C los pimientos, los cítricos, las coles, la coliflor, espinaca, las patatas, el plátano, los mangos, las manzanas, la piña y el melón. Sin embargo, las mayores fuentes de ácido ascórbico son los escaramujos y la rosa canina, ya que casi el 7% de su peso, se debe a este complemento.

Con respecto al consumo de vitamina C, las dosis diarias pueden variar y no se sabe exactamente. Sin embargo, expertos explican que al ser un ácido que se expulsa por vías urinarias, no es recomendable el uso excesivo de la misma. ya que podría exceder la resistencia de la pared gástrica y por su abundante recirculación renal, pueden provocarse daños en el riñón. Por esta razón y a pesar de ser considerada sana por sus múltiples beneficios al organismo, el consumo de ácido ascórbico en exceso puede ser gravemente perjudicial para la persona.

Funciones del ácido ascórbico

La vitamina C cuenta con muchos beneficios para el organismo, como por ejemplo, ayuda a mejorar la visión y previene la aparición de cataratas y glaucoma. Además, tiene propiedades antioxidantes, lo que neutraliza a los radicales libres, evitando el daño que causa en el organismo. Esta propiedad antioxidante ayuda a la vitamina a eliminar sustancias toxicas del cuerpo que se presentan en productos cárnicos preparados y embutidos. Estas sustancias aumentan las probabilidades de desarrollar cáncer. Por lo tanto, el ácido ascórbico es normalmente utilizado en pacientes que estén expuestos a tratamientos con radio o quimioterapia.

Acido Ascorbico

Pero la lista de beneficios es larga, ya que también es antibacteriano e impide el desarrollo de bacterias dañinas, beneficia a los pacientes de diabetes tipo II, reduciendo los efectos de esta enfermedad, previene enfermedades vasculares, minimizando la presión arterial, y es recomendable para aquellas personas que sufren de alergias, asma o sinusitis, ya que cuenta con propiedades antihistamínicas.

Por otro lado, la vitamina C es un buen componente para tratar heridas y quemaduras por su efectivo poder cicatrizante, además es esencial para la producción de colágeno. Para las mujeres que se encuentran en la menopausia, se recomienda el consumo de vitamina C por su capacidad de aumentar la producción de estrógeno. Además ayuda a disminuir los efectos normales de esta etapa femenina, como los sofocones, entre otros.

Es perfecto como laxante para combatir el estreñimiento. Y es recomendable para mantener los cartílagos, huesos y dientes fuertes y en buenas condiciones.

Efectos por la carencia de ácido ascórbico

Si el organismo carece de vitamina C, se puede notar por la inflamación o sangrado de las encías, la piel áspera y reseca, hematomas espontáneos, mala cicatrización de heridas o sangrado nasal. Por otro lado, también puede manifestarse a través del dolor e inflamación articular, anemia, el esmalte dental debilitado. Sin embargo, la peor manifestación de falta de vitamina C se da mayormente en adultos mayores y se denomina escorbuto, esto es una combinación de los síntomas propiamente nombrados como hemorragia, encías inflamadas y anemia.

Cubrir la cuota que el cuerpo necesita de vitamina C sólo requiere una dieta equilibrada con frutas y verduras. Un hombre adulto requiere diariamente 90 mg al día, mientras que una mujer, 75 mg. En algunos casos, el cuerpo podría necesitar mayor concentración de ácido ascórbico, como por ejemplo en etapas de embarazo o lactancia, las personas que sufran de alcoholismo o fumen, diabéticos, alérgicos y asmáticos, o personas que consuman anticonceptivos orales, cortisona, antibióticos, entre otros.

El Acido Ascorbico

Recomendaciones en las dosis diarias de ácido ascórbico

Según el Departamento de Nutrición del IOM (Institute of Medicine: Instituto de Medicina) y USDA (United States Department of Agriculture: Departamento de Agricultura de Estados Unidos), la ingesta diaria de vitamina C es: para bebés de 0 a 12 meses, no se recomienda. Para niños de 1 a 3 años, 15 miligramos diarios; entre 4 y 8 años, 25 miligramos diarios; y de 9 a 13 años, 45 miligramos.

A partir de los 14 años se comienza a hacer una distinción entre hombres y mujeres, por lo que de 14 a 18 años, los hombres necesitan 75 mg diarios; mientras que las mujeres sólo precisan 65 mg. Desde los 19 años a hasta los 50, el requerimiento diario es de 90 mg para los hombres y de 75 para las mujeres. Al igual que para las personas mayores a 50 años.

Por otro lado, a las mujeres que se encuentren atravesando el período de embarazo, se les recomienda que consuman entre 80 y 85 mg diarios de vitamina C y luego, durante la época de lactancia, unos 115 mg, aproximadamente.

Toxicidad del ácido ascórbico

Debido a que se trata de una vitamina hidrosoluble y los excesos son normalmente eliminados a través de la orina, es muy difícil que exista riesgo de intoxicación. Sin embargo, si se superan los 2000 mg diarios, el cuerpo puede presentar molestias gastrointestinales, diarrea, malestar en el estómago, cálculos renales, insomnio y exceso de absorción de hierro. En ese caso, lo mejor es llevar a cabo una consulta médica para descartar todo peligro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!