Para Que Sirve La Aspirina?

Para Que Sirve La Aspirina

El uso de la aspirina está relacionado con el tratamiento de la artritis reumatoidea, osteoartritis, lupus y algunos otros trastornos reumatoideos más leves. En su modo de venta libre, la aspirina es utilizada para aliviar dolores corporales, como son los ejemplos de:

  • Dolor de cabeza.
  • Períodos menstruales.
  • Dolores musculares
  • Resfríos.
  • Dolores dentales.

También es usado para reducir la temperatura corporal.

En los últimos años, la aspirina adquirió un uso especial. Dicho uso se implementó para la prevención de ataques cardíacos en pacientes con antecedentes. De igual forma, se usa para reducir el riesgo de muerte de estos mismos pacientes.

Bajo el mismo concepto, la aspirina es utilizada para la prevención de accidentes cerebrovasculares isquémicos o accidentes cerebrovasculares pequeños. Además, para la prevención de coágulos sanguíneos, en pacientes que presenten colocación de válvulas artificiales u otras afecciones cardíacas.

Uno de los usos menos conocidos de la aspirina, es su función para tratar la fiebre reumática y la enfermedad de Kawasaki.

Dicha enfermedad es padecida por los niños y puede causar distintos problemas cardíacos en los mismos. No obstante, con la aspirina se puede controlar estos síntomas y evitar mayores problemas. Quizás te interese saber para qué sirve el diprospan.

Origen de la aspirina

En la antigüedad, el ácido acetilsalicílico era usado para calmar dolores y bajar la fiebre. Este componente se obtiene de la corteza del sauce blanco.

Como este era un remedio natural, se podía conseguir en la naturaleza sin realizar grandes modificaciones a su compuesto.

No obstante, en la historia de la aspirina, se puede notar que existió un intervalo de tiempo durante el cual, la aspirina no se implementó. Es decir, no se usó la aspirina (ácido acetilsalicílico) en las personas. Dicho intervalo se encuentra comprendido entre la edad media y el siglo XVIII.

Sin embargo, en el año 1763 mediante un informe presentado a la Real Sociedad de Medicina por Edward Stone, se retoma el uso de la aspirina. En dicho informe se aclararon y recalcaron las propiedades medicinales de este extracto vegetal.

En los siguientes años después de la llegada de las investigaciones científicas, se logra sintetizar el ácido salicílico. El mismo al pasar por un proceso de acetilación, da lugar al ácido acetilsalicílico, sin embargo presento gran cantidad de impurezas.

No obstante, este compuesto presentaba grandes inconvenientes y no otorgaba una solución como medicina. Años después y en vista de lo sucedido con este compuesto, un científico de 29 años de Bayer, se centró en buscar una solución menos toxica.

Este científico realizo todo esto bajo órdenes del directo de nuevos fármacos de la compañía. Posteriormente el 10 de agosto del año 1897, dicho científico logra un compuesto el cual llamo ácido acetilsalicílico puro, hoy mejor conocido como aspirina. El cuál es la solución para múltiples malestares y posee una enorme cantidad de usos.

¿Cómo uso la aspirina?

No es muy común, que los médicos receten el uso de la aspirina, salvo determinados casos, tales como las enfermedades cardíacas. En dichos casos la aspirina se toma para prevención.

De todas maneras, la aspirina se consigue de dos maneras:

  • Prescrita de liberación lenta y acción prolongada.
  • Venta libre en tabletas comunes, liberación lenta, masticables, goma de mascar y supositorios.

Cada una de las formas tiene su propia forma de dosificación y administración dependiendo el caso. Puede interesarte conocer para qué sirve la azitromicina.

La Aspirina

Lo más común, es que la aspirina sea ingerida en forma de comprimidos. Y esto se realiza en dos o más tomas diarias, guardando un espacio entre cuatro y seis horas entre cada toma. Dicho tiempo es necesario, esto para no presentar sobredosis de aspirina.

¿Qué efectos secundarios puede provocarme la aspirina?

Entre los efectos secundarios generales de la aspirina, pueden aparecer:

  • Vómitos y náuseas.
  • Dolor y malestar estomacal.
  • Acidez estomacal.

También en el plano digestivo, pueden aparecer vómitos con sangre, presencia de sangre en las heces o heces oscuras.

Por otro lado, también puede existir presencia de:

  • Urticarias.
  • Erupciones cutáneas.
  • Alguna inflamación de las mucosas de ojos, lengua, cara, labios.
  • Dificultad respiratoria.
  • Aceleración del ritmo cardíaco.

Anexado a esto, puede encontrarse con la piel húmeda y fría, además de pérdida, ya sea total o parcial, de la audición.

En caso de presentar alguno de estos síntomas o cualquier otro que posea relevancia. No dude en consultar con su médico. El mismo será quien otorgue las soluciones pertinentes y observar los casos que así lo requieran.

¿Qué debo saber antes de ingerir una aspirina?

Como todo medicamento, se debe prestar especial atención en recordar episodios pasados y su posibilidad de alergia al mismo.

Además, es necesario que hable con su médico y lo ponga al tanto de otras medicinas que esté utilizando o consumiendo. Esto ya sea, anterior o actualmente, al momento de comenzar el tratamiento con aspirina.

Se debe tener especial atención, si se está tomando medicamentos para la hipotensión, diuréticos y otros analgésicos. Es preciso que su médico tome conocimiento de esto, para poder ajustar la dosis a la que usted necesite. Para que de esta forma, los demás medicamentos no interaccionen negativamente con la aspirina.

Si usted, alguna vez ha padecido o en su defecto padece de asma, congestión y secreción nasal, o pólipos nasales, es necesario que lo comunique a su médico. Esto se debe a que, tras el comienzo del tratamiento, se puede presentar una reacción alérgica a su composición.

De la misma manera, si usted ha padecido algunos de los siguientes síntomas, debe comunicárselo a su médico. Esto con la finalidad de que el mismo pueda evaluar si puede o no consumir aspirina. Los síntomas son:

  • Acidez estomacal.
  • Dolor de estómago.
  • Malestar frecuente relacionado a trastornos digestivos.
  • Ulceras gástricas.
  • Anemia.
  • Distintos problemas hemorrágicos, hepáticos o renales.

Su médico debe poseer el conocimiento de su estado, sobre todo en caso de que usted se encuentre en periodo de embarazo o lactancia. La aspirina puede dañar al feto, además de causar problemas en el parto. Tal vez conocer para qué sirve la pastilla del día siguiente te sea de utilidad.

¿Qué debo saber durante el consumo de las aspirinas?

En el caso de presentar algún síntoma extraño o que no corresponda con el diagnostico recetado. Lo más recomendable es acudir a su médico para que se consulten las posibles causas a fin de llegar a una solución. Estos síntomas extraños, se pueden presentar tanto en la piel como síntomas internos.

Si durante el tratamiento con aspirina, usted se tiene que someter a cualquier tipo de cirugía, incluyendo las pequeñas. Es necesario comunicarle a su médico, que usted está tomando aspirina.

Esto se debe a que esta medicina funciona como anticoagulante, lo que podría causar problemas a la hora de abrir o cerrar una zona de cirugía. De igual forma, consulte a su médico sobre sus hábitos alimenticios durante la ingesta de aspirina.

Aspirina

Si usted toma aspirina en un tratamiento preventivo, no interaccione la misma con ibuprofeno para tratar otras afecciones, esto sin la previa consulta médica.

Probablemente será necesario establecer un horario de toma estricto, esto para evitar que se crucen sus acciones y activos.

En caso de olvidar alguna de las dosis de la aspirina, se debe consumir su dosis lo antes posible. Esto a excepción de que se presente la hora de la próxima toma. Siendo esto así, no se debe, por ningún caso, tomar el doble de la dosis.

En todo caso, tome una aspirina apenas recuerde el olvide, salte la próxima y recupere el ritmo en la siguiente toma habitual de ingesta, para evitar una sobredosis.

¿Existe realmente riesgo de sobredosis por aspirina?

Si bien se hallaron casos aislados, sí puede existir. Puede que usted haya sufrido una sobredosis por ingesta excesiva de aspirina, si usted padece síntomas como:

  • Ardor y dolor extremo de garganta que le impida respirar.
  • Visión doble.
  • Mareos.
  • Ardor y dolor de estómago.
  • Vómitos continuos.
  • Confusión.
  • Disminución o impedimento a la hora de orinar.
  • Fiebre muy alta.
  • Síntomas de inquietud y excitación corporal.
  • Irritabilidad.
  • Para casos extremos se presenta alucinaciones.
  • No poder controlar alguna parte de su cuerpo por adormecimiento.
  • Nerviosismo extremo.
  • Crisis convulsivas sin motivo o interacción de medicamentos.
  • Sueño o somnolencia.
  • Pérdida de conocimiento.
  • Balbuceos incoherentes.

Como se puede observar, son muchos los casos en los que se puede presentar sobredosis de aspirina. En cualquiera de estos casos, es más que prudente que consulte a su médico o llame de inmediato a un servicio de urgencias. Esto para evitar daños colaterales mayores.

Si usted reconoce cualquiera de estos síntomas en otra persona que haya estado en tratamiento con aspirina. Lo mejor es que la conduzca al hospital o servicio médico más cercano.

Otros usos de la aspirina

La aspirina es comúnmente usada como medicamento para solucionar diversos problemas relacionados con la salud. No obstante, este medicamento puede poseer aún más beneficios y usos, algunos de estos son:

  • Exfoliación: al aplastar 3 tabletas de aspirina (sin recubrimiento) y mezclarlas con 2 cucharadas de jugo de limón, se forma una pasta. Esta pasta se puede frotar en la cara y dejar reposar por 10 o 15 minutos. Luego de esto se debe aplicar una pasta de agua y bicarbonatado de sodio para eliminar los ácidos. Una vez realizado este proceso la piel deberá estar como nueva y suave.
  • Picaduras: en algunos casos, las personas que suelen ser picados por insectos presentan picazón y enrojecimiento en esa zona. Para esto resulta muy útil realizar una pasta con aspirina y agua. Dicha pasta, solo deberá aplicarse sobre la picada y desaparecerá el ardor y el enrojecimiento.
  • Ayuda para los pies: en caso de poseer callosidades o pies secos, lo mejor es hacer una pasta con aspirina y limón. Dicha pasta se aplicara en los pies y luego se puede retirar con agua en una ducha o simplemente lavando los pies. Este método funcionara para exfoliar tus pies y lograr mudar la piel callosa de los mismos.

Así como estos, la aspirina suele tener mayor cantidad de beneficios y usos de los que estamos acostumbrados. Todo esto se debe en un principio, a la gran cantidad de soluciones para la salud que posee la aspirina.

Es muy común que las personas no posean suficiente información acerca de sus usos. Esto se debe, a que generalmente, dichos usos no son muy mencionados o conocidos.

Ademas te puede interesar Para Que Sirve El Acetaminofen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!